La cocina de Patricia

Calamares a la romana

Escrito por Anna Terés el . Publicado en La cocina de Patricia

0
0
0
s2sdefault

Receta completa del modo de preparar unos calamares a la romana.

Los calamares a la romana son una tapa de lo más famosa en todos los bares. Cada uno tiene su propia receta. Unos los compran ya rebozados, otros preparan un sencillo rebozado con harina y huevo, algunos usan fórmulas ya preparadas, y otros van un paso más allá y consiguen un rebozado esponjoso, crujiente y ligero. Si les preguntas, ninguno tiene secreto, pero os aseguro que el secreto existe, aunque el cocinero está tan acostumbrado a hacerlos que no les ve misterio ninguno.

Esta receta que os voy a proponer la hace mi querida suegra. El día en que los probé, me di cuenta de que había descubierto algo nuevo. Tiene una mano para los calamares que sorprendería al mejor de los chefs. Ella me reconoció que la receta la obtuvo “en secreto” cuando se la preguntó, en confianza, al dueño de un bar donde solía comerlos. Parece ser que la “fórmula secreta” tampoco era tan secreta, pero la consiguió y, lo que es mejor, consiguió reproducirlos con ese punto crujiente y ligero que los caracteriza. Ligero porque abulta mucho y comes poco, pero sigue siendo un frito, eh!

Ingredientes:

  • Calamares en anillas (400 g)
  • 1/2 vaso de leche
  • 1/2 vaso de agua
  • harina de trigo
  • sal
  • una cucharadita de levadura
  • aceite para freír

Preparación:

En un bol, verter el agua, la leche y un poco de sal.

Añadir harina, poco a poco, y la levadura hasta conseguir una masa con textura cremosa y un poco espesa.

La harina se añade a ojo, la que admita. Esto es muy gracioso, porque cuando se trata de admitir, algunos conseguimos una masa más parecida al cemento que a la crema.

Mientras la masa reposa, se cortan las tiras de calamar en dos o tres tiras para que resulten muy finas y se les añade la sal correspondiente. Éste es el secreto para que la masa no se separe del calamar y no se quede crudo al freír.

Se lleva al fuego la sartén con abundante aceite y, cuando está bien caliente (ojo que no llegue al punto de humo porque entonces hay que tirarlo porque es malísimo), se coge una tira de calamar con la mano y se deja en el aceite. No hay que poner demasiados en cada tanda para que no se enfríe.

Cuando se han dorado, se dejan en un plato con un papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Servir con limón.

Espero que te haya gustado esta receta y que me cuentes qué tal te ha salido. Seguro que consigues que te queden así de bonitos. QUE APROVECHE!

Anna Terés

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers