El mundo está loco

2012 - Se acabó lo que se daba

el . Publicado en El mundo está loco

0
0
0
s2sdefault

¿El fin del mundo el 21 de Diciembre de este año??,, pero ¿¿para quién??,, ¿¿pa todo cristo o solo pa los políticos,, los banqueros y los curas??,, si es esto último,, me apunto a la fiesta,,

¡¡Joeer,, tanto miedo a palmarla!!,, pues si sucede el día 21 de diciembre o el 30 de febrero,, ¿¿qué coño pasa??,, pues que se adelanta la fecha inevitable y punto,, Lo jodido lo tienen los que creen en estas cosas a pies juntillas porque,, oye,, la están palmando todos los putos días,, todas las putas horas,, así que lo tienen crudo,, Yo claro que creo en el fin del mundo,, en estos momentos que lees esto es el fin del mundo pa alguien,, como lo será pa ti y pa mi el día que la palmemos,, En cuanto la espichas,, el mundo sigue,, si el mundo la espicha también,, sigue el universo,, pero la pregunta es:: ¿¿Y a ti qué cojones te importa??.

Bueno,, aquí os dejo tres artículos sobre el asunto y un montón de imágenes cojonudas sobre el acontecimiento anunciado. Sería hasta chulo ver eso,, en vez de verle la cara de pocos amigos a la enfermera antes de morirte como un perro en un puto hospital.
El Maca

Las imágenes del fin del mundo

2012, el fin del mundo que los mayas no predijeron

Como las fechas son las que son, he decidido dar una buena noticia: el mundo no se acabará el 21 de diciembre de 2012, y me paso por los huevos lo que dijeran los mayas que, por cierto, nunca lo dijeron. ¿Que cómo lo sé? La verdad es que no lo sé, pero me apuesto lo que sea con el primer misteriodista que levante la mano a que lo peor de ese día será la comida de empresa.

Sin embargo, ahora está de moda (en parte gracias a la película de Roland Emerich) la teoría que a mediados de los 90 popularizó con gran éxito (económico sobre todo) el pseudo-investigador colombiano Fernando Malkun en su documental 'Las 7 profecías mayas'. En realidad eran trece, pero se ve que en una hora de programa no cabían todas.

La cuestión es que el tiempo maya era cíclico y había cuatro formas de medirlo: el ciclo sagrado o Tzolkin (20 meses de 13 días), el solar o Haab (18 meses de 20 días más uno de sólo 5); el siglo Maya (empezaba cuando el inicio de ambos coincidía el mismo día) y la Cuenta Larga o Calendario de la Creación (que contaba el número de días transcurridos desde la creación (5.125 años).

Y tampoco son exactamente profecías, sino ciclos proféticos lo cual, en realidad, da igual. Si queremos ser rigurosos, ni siquiera eran profecías como las entendemos hoy, sino que a cada ciclo se le asociaban una sería de características y punto. Así que podemos estar tranquilos que no va a caer un rayo formado en el centro de la galaxia como decía Malkun.

El famoso 21 de diciembre de 2012 se acaba esa cuenta larga y vuelve a empezar. No sólo para los mayas éste (el nº 13) no iba a ser el último ciclo sino que, como tenían un sistema de base 20, todavía quedarían 7 más para el presunto fin del mundo, aunque para ellos eso tampoco sería el final de del mundo. Pero no hay nada que temer, para entonces ya nos habremos cargado el planeta.

Es fácil entender por qué para los mayas todo debía tener una explicación religiosa y a cada cambio de ciclo se le asignaban una serie de ‘profecías’. Era para dejar claro ante el pueblo que sus reyes poseían una serie de dones sorprendentes que, en última instancia, explicaban por qué unos trabajaban como posesos mientras otros se pegaban la vida padre a su costa.

Otra versión que circula por ahí es que lo que va a ocurrir es un cambio de conciencia a nivel universal y todo el mundo va a ser bueno, triunfará el amor y se follará más. Por supuesto, nada nuevo bajo el sol. La misma sandez Nueva Era de toda la vida con otro embalaje.

Hace unos años el cambio iba a ser la llamada Conciencia III, luego la llegada de la Era de Acuario y ahora, por lo visto, la conciencia cuántica. La única diferencia entre unas y otras es que, afortunadamente, esta nueva religión de todo a euro no va acompañada de una relajación de la higiene como en tiempos de los jipis.

En su libro 'El fin del Mundo: una biografía anotada' el americano Tom McIver recopiló nada menos que 3.500 profecías a lo largo de la Historia sobre tan esperado acontecimiento. No es un tema que haya investigado a fondo, pero creo que la mayoría de veces los profetas se equivocaron.

Javier Cavanilles

El fin del mundo en 2012: cómo se fabrica una gran mentira

¿Cómo consigue una mentira absolutamente increíble expandirse como la pólvora y convencer a miles de personas en todo el mundo a pesar de que no cumple ni una sola verdad científica? Desde hace unos meses, el absurdo bulo de que el mundo se acaba en 2012 por un cataclismo cósmico circula sin control por internet en webs de contenido pseudocientífico. Ninguno de sus planteamientos tiene sentido -echa al traste leyes universales e incluso se saca de la chistera, sin ningún rubor, un misterioso planeta oculto-, pero como no faltan crédulos dispuestos a confiar en el primer planteamiento absurdo que se les proponga, el movimiento pro Armagedón se ha convertido en una gran bola de nieve. Esa locura colectiva ha llegado a las puertas de la NASA. Como adelantó ABC.es hace unos días, uno de los especialistas de la agencia espacial, el astrobiólogo David Morrison, un experto de renombre mundial en el sistema solar, ha tenido que salir a escena para aclarar que, aunque el mundo tiene muchas tristes razones para irse a pique, no hay ninguna señal de que ocurrirá precisamente en esa fecha, y mucho menos por un choque planetario o algo semejante. El especialista expone sus razones, perfectamente argumentadas, en una web muy recomendable. Entonces, ¿qué intereses ocultos hay detrás del engaño? ¿Y cómo se ha montado esta especie de marketing viral? ¿No echan de menos que no haya mencionado hasta el momento la recién estrenada superproducción de Hollywood «2012»? Por supuesto. Aquí está una de las claves del asunto. Pero empecemos por el principio:

Según cuenta Morrison en su artículo, el origen de la extraña predicción de que la Tierra estallará en diciembre de 2012 se sitúa en los libros de ciencia ficción sobre la civilización mesopotámica del escritor Zecharia Sitchin(The Twelfth Planet, 1976). Sus historias hablan de Nibiru, un planeta supuestamente descubierto por los sumerios que orbita alrededor del Sol cada 3.600 años. A raíz de esta fantasía, una mentalista aseguró en su día en su web Zetatalk que los habitantes de un planeta que gira alrededor de la estrella Zeta Reticuli la habían advertido de que el Planeta X o Nibiru iba a chocar contra nosotros en 2003. Como obviamente no sucedió nada, la hecatombe fue trasladada a diciembre de 2012. Mucho más tiempo para vivir del cuento. Curiosamente, no ha sido hasta hace poco que estas fábulas se han relacionado con el hecho de que el calendario maya finalice en el sosticio de invierno dentro de tres años.

Imposible esconderloLa superstición ha calado hondo. Morrison ha recibido alrededor de un millar de mails y cartas de personas que de verdad se creen que existe Nibiru y que entraña peligro para la Tierra. Hasta le llegan a preguntar por qué los gobiernos y la NASA tratan de esconder al público esta amenaza. Para los científicos, la historia no tiene ni pies ni cabeza. Para empezar, ningún satélite ni sonda de observación ha dado nunca con ningún Nibiru y aunque las autoridades quisieran ocultarlo, hay miles de organizaciones astronómicas y aficionados en todo el mundo que antes preferirían quemar sus telescopios y gritar que la Tierra es el centro del Universo a callarse tremendo descubrimiento. Sería imposible. «Un planeta así en nuestro sistema solar habría sido conocido desde hace mucho tiempo, por observación directa por infrarrojos o por las perturbaciones gravitacionales en otros objetos», explica el científico.

El astrobiólogo asegura que la gran mayoría de las fotos y vídeos colgados en internet del dichoso Nibiru cerca del Sol, aparentemente respaldando la idea de que el planeta ha estado oculto por el Astro rey durante muchos años, se tratan en realidad de «falsas imágenes del Sol causadas por reflejos internos de las lentes, llamadas a menudo llamaradas de la lente». Según señala, el efecto aparece aún más claro en los vídeos y es el mismo que se observa en fotografías de supuestos ovnis tomadas de noche con una luz muy fuerte.

Supervivencia de la HumanidadAhora hablemos de negocios. El rumor del fin del mundo en 2012 ha venido muy bien a una serie de aprovechados. Actualmente hay 400 libros que hablan sobre el tema en Amazon (vamos a suponer que algunos títulos quieren desenmascarar a los timadores) y las webs sobre el asunto se han multiplicado como setas. La más flagrante, según denuncia Morrison, ha sido una falsa web de ciencia lanzada por los promotores del filme «2012». El sitio, un montaje publicitario, aseguraba haber sido creado por una ficticia Institución para la Continuidad Humana, dedicada a la investigación científica con una única misión: la supervivencia de la Humanidad. El contenido se las trae: asegura que el Instituto fue fundado en 1978 por líderes internacionales de gobiernos, la esfera económica y la ciencia. Llegan a decir que en 2004 los científicos confirmaron la existencia, con un 94% de probabilidades, de que el mundo sería destruido en 2012. Es cierto que lleva la firma de Sony Pictures, pero qué apostamos a que más de uno se lo ha tragado.

Esta técnica de marketing viral, llamada así porque se expande como los virus informáticos, no es inocente. Busca resultados económicos bajo una mentira, pero sus efectos no son sólo hacernos quedar como tontos, sino que confunden a muchas personas y pueden generar temores innecesarios. Hace unas semanas, una compañía telefónica utilizaba una técnica parecida, muy controvertida por sus implicaciones éticas, para darse a conocer. Y bien que lo consiguió. Difundió el bulo de que un meteorito había caído en Letonia. Por unas horas, todos lo creímos, los medios de comunicación los primeros, e incluso se movilizaron bomberos, policía y científicos hasta el lugar de los hechos. Pero eso no es lo peor que puede pasarnos. Si tuviera un familiar viviendo cerca del lugar del impacto, ¿no se sentiría preocupado?

Judith de Jorge

El primer sacerdote maya: 'El fin del mundo llegará al quebrar la estructura económica'

Atentos todos: el fin del mundo sí va a llegar. Fin del mundo, fin de un ciclo... pero fin. Algo se acaba para que otra cosa (distinta, mejor) pueda comenzar. No es un cataclismo, es una oportunidad.

Omrael Norbert Muigg es el primer sacerdote maya en la tradición de los Mayas Pocoman de Guatemala, e imparte su mensaje por el mundo. Ha impartido un taller en Valencia, donde ha aprovechado la oportunidad para presentar su libro, 'El Sol Maya'. Su mensaje es que las profecías eran ciertas. Esto se acaba.

Defiende "la perspectiva maya del fin del calendario de la cuenta larga", un periodo que culminará el 21 de diciembre "después de 5.125 años donde la humanidad entró en un periodo de oscuridad". ¿Y qué vendrá a partir de entonces? "Un periodo de luz y conexión con nuestra alma". Un cambio a mejor, parece.

No habrá, pues, ninguna explosión brutal que destruya el mundo aunque, ojo, sí es posible "que el fuego y el agua tengan mayor actividad" a partir de esa fecha. Quizás algún volcán o algún pequeño susto natural. Pero el cambio estará dentro. "En los años venideros habrá grandes transformaciones, unas que tienen que ver con la tierra, la naturaleza... y otras sobre la economía y la política", apunta Norbert.

Aunque a las que más trabajo dedicará este sacerdote es "a las transformaciones individuales, donde las personas vamos a tener oportunidades únicas de evolución".

Y sobre ese fin del mundo, que asusta, Norbert reconoce que lleva muchos años escrito. "Es el final de un ciclo. El final de un mundo porque los mayas ya anticiparon que quebraría" y lo hará, precisamente, "por la estructura económica". Todo remite pues a la crisis.

Con todo, no hay que preocuparse por lo físico; según este sacerdote, nadie morirá en esa fecha. Él vivirá el 21 de diciembre en Guatemala, en un centro ubicado en el lago Atitlán, donde trabaja en programas para niños necesitados. "Tenemos que conectar más con la naturaleza", avisa.

Su misión es la de convertirse en "puente" para unir a personas y culturas. El 2012 es un año icónico. Quizás no se el fin, pero sí el inicio de "grandes cambios internos y externos", según Norbert. Nada se destruye, decían los sabios.

Omrael Norbert Muigg

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers