El mundo está loco

El Ku Klux Klan

Escrito por Jan Van Helsig el . Publicado en El mundo está loco

0
0
0
s2sdefault

Albert Pike y los caballeros del "Ku Klux Klan"

Echemos un vistazo ahora sobre Albert Pike y el “Rito Escocés” de los francmasones. Oficialmente, fue en 1801 cuando se formó en Estados Unidos la orden francmasón del “Rito Escocés”, a partir de un grupo de adeptos del Tory (N.T. Tory : partido conservador, defensor de los intereses de los terratenientes). Esos últimos ya practicaban anteriormente actos anticristianos y satánicos.

Aproximadamente desde 1840, la organización de los francmasones americanos se hallaba bajo el control estricto del “Rito Escocés”, que dispensa los grados de iniciación hasta el 33.º, y está dividido en dos jurisdicciones, en el Sur, la de Arkansas, y en el Norte, la de Boston.

A mediados del último siglo (XIX) el Rito Escocés, instrumento estratégico de la Corona Británica (Ver capítulo siguiente,) lanza una larga ofensiva contra Estados Unidos y los estados vecinos, provocando muertes y actos de violencia de naturaleza racista.

La ocupación americana de México durante la guerra mejicana (1846-48), la rebelión de los esclavistas (1861-65), es decir, la guerra civil americana, y la campaña del Ku Klux Klan contra la reconstrucción de los estados del Sur (1867-79), fueron los acontecimientos más importantes.

Al presentar a Rusia como la “Bestia Negra”, se obliga a las naciones occidentales a aprobar las alianzas supranacionales, que de otro modo jamás habrían llegado a surgir por sí mismas (OTAN, ONU). Además, mantener al imperio ruso como enemigo mundial, hace florecer el comercio internacional de armas, lo que redunda en beneficio para los banqueros internacionales.

Evidentemente, tenemos un escenario muy diferente en relación a la Segunda Guerra Mundial, del que nos fue enseñado en los libros escolares.

Los Caballeros del Círculo de Oro, orden fundada por George Bickley, aparecieron por primera vez en Cincinnati, bajo la dirección de Killian Van Rensselaers. El Círculo de Oro debía erigir un nuevo imperio de esclavos, tomando Cuba como centro. Su finalidad era acabar con los españoles católicos, a los que odiaban, y sustituirlos por los esclavos negros que deberían llegar de África. Ése fue el primer “acuerdo de libre intercambio de América del Norte”. El emblema de los Caballeros del Círculo de Oro era todavía el de los Caballeros de Malta, la cruz de Malta. Los Caballeros del Círculo de Oro acabaron por desaparecer.

En 1867 Albert Pike fundó, en Nashville, la Orden de los Caballeros del Ku Klux Klan, donde él era el “gran dragón”, y por consecuencia, el jefe del Ku Klux Klan (Del griego kyklos = círculo). He ahí como reaparecieron los “Caballeros del Círculo de Oro”.

El Ku Klux Klan utiliza también la cruz de Malta como emblema. Encontramos en su dirección eminentes francmasones.

Sabiendo que los objetivos del Ku Klux Klan son racistas y menosprecian al ser humano, uno se pregunta cuál es la verdadera naturaleza de los fundadores y de sus miembros. No podemos dejar de preguntarnos si son congéneres humanos. Los objetivos que tan violentamente persiguen consisten en arrebatar el derecho a voto de los ciudadanos negros, suprimir su derecho a poseer armas, obstaculizar el derecho a la escolarización para los niños negros y reducir su nivel de vida al de los esclavos.

El año de 1843 fue el de la creación de la Orden independiente B' nai B' rith en la comunidad Judía. Esa logia secreta sionista se encuentra entre las logias de francmasones. “B' nai B' rith” significa, de hecho, “los hijos de la alianza”. Reivindica la supremacía del judaísmo mundial.

Si bien la mayoría de esas logias estaba en el norte de Estados Unidos, la B' nai B' rith se declaró abiertamente al lado de los confederados. En el Norte muchos portavoces de esa orden apoyaban con fuerza la esclavitud e incluso después de la guerra civil, continuaron trabajando con los confederados con quiénes compartían objetivos.

La Anti Defamation League, (ADL), ligada a lo orden B' nai B' rith, inició recientemente una campaña para poner en evidencia las políticas negro americanas, tratándolas de antisemitas. Es una forma de fomentar los conflictos de raza, y de ejercer una influencia negativa sobre los americanos judíos bien intencionados que hasta entonces apoyaban a los negros. La ADL declara su oposición al Ku Klux Klan, pero defiende encarnizadamente la estatua de Albert Pike, fundador del Ku Klux Klan, que aún hoy se encuentra en Washington. La ADL está abiertamente sometida al “Rito Escocés”.

Me gustaría revelar al lector un fragmento del discurso de Pike de 4 de julio de 1889, destinado a los miembros del 32.º grado del “Rito Escocés”:

"Veneramos un Dios que de hecho, es un Dios al que oramos sin superstición. Todos nosotros, iniciados de alto grado, debemos continuar viviendo nuestra religión en la pureza de la enseñanza de Lucifer. Si Lucifer no fuese Dios, ¿sería acaso calumniado por Adonai (el Cristo) cuyos actos testimonian crueldad, encono al próximo [...]y rechazo de la ciencia?

Sí, Lucifer es Dios, y Adonai, lamentablemente, también es Dios.

La Ley eterna dice que no existe luz sin sombra, belleza sin fealdad, claridad sin oscuridad, pues el absoluto no puede existir sino en dos Dioses [...] Es por eso que la enseñanza del satanismo es herejía. La verdadera religión filosófica es la fe en Lucifer, el Dios de la luz, en la misma posición que Adonai. Pero Lucifer, Dios de la luz y del bien, lucha por los seres humanos contra Adonai, Dios de la oscuridad y del mal."

Podemos leer esa cita en inglés y francés en el dossier de Pike que se encuentra en la biblioteca del Rito Escocés, en Washington D.C. Pike era, según sus propias palabras, satanista y agente de la Corona Británica, por tanto, de la City. En 1867 Pike confiere todos los grados del 4.º al 32.º del Rito Escocés al presidente de Estados Unidos, Andrew Johnson. Treinta nueve días después el presidente Theodore Roosevelt, igualmente racista anglófilo y francmasón, toma posesión de su cargo. El monumento de Albert Pike fue instalado en Washington, donde aún se encuentra.

Verificamos que en un orden jerárquico nadie posee el libre albedrío, salvo el “dirigente” o “superior”. Para llegar a un grado superior, la persona en cuestión debe superar las pruebas que le son impuestas por ese grado.

Un ejemplo:

Muestro al postulante de un grado superior un libro blanco, pero le digo que es negro. Enseguida, le pregunto cuál es su color. Si contesta que blanco, falló, si contesta que negro, es admitido en el grupo superior y se somete a nuevas pruebas, que deberá ejecutar dócilmente haciendo abstracción de su propia voluntad. ¿Creeríais que todas las jerarquías del mundo están construidas según ese mismo principio? Todos los sistemas escolares, casi todas las religiones, comprendida la religión cristiana, la islámica, la hinduista, la budista, los mormones, los testigos de Jehová, los cienciólogos, etc., son todos moldeados según este mismo principio. No se permite tener opinión propia, ni sistema propio de pensamiento, ni evolucionar libremente, sino que es necesario seguir las indicaciones que se reciben desde arriba.

Ya se trate, como en el ejemplo anteriormente citado de Pike, de la doctrina luciferina para el 33. º grado, o de los dogmas de la Iglesia católica o islámica impuestos a sus creyentes, todo es lo mismo.

Los contemporáneos que prescinden “con toda su conciencia” de su propia voluntad y responsabilidad, que se entregan a otras personas, a una organización o a un jefe, no son dignos de ser mejor tratados, pues en nuestros días nadie nos “obliga” realmente a adherirnos a una organización o religión, cualquiera que ésta sea.

Anatole France proclamaba a este respecto:

“Una tontería dicha por cinco millones de seres humanos continúa, a pesar de todo, siendo una tontería”

Jacques de Molay fue Gran Maestre de los templarios, muriendo en la hoguera el 11 de marzo de 1314, en Paris. Según los escritos de la orden, “La Orden de Molay” está bajo la dirección de francmasones eminentes, y se compone de jóvenes de 14 a 21 años que fueron educados en el aprendizaje de las siguientes siete virtudes:

  • 1. amor a los padres;
  • 2. respeto;
  • 3. pulcritud;
  • 4. espíritu de camaradería;
  • 5. rectitud de pensamientos, de palabras y actos;
  • 6. fidelidad y

En relación al presidente Bill Clinton (ex gobernador de Arkansas): el diario Neue Solidarität nos informa, en su artículo sobre el Ku Klux Klan, que el “sacerdote” W. O. Vaught era francmasón del 32.º grado del Rito Escocés, esto es, “maestre del secreto real”. Él fue el maestro espiritual y padre adoptivo de Bill Clinton y cooperó con él.

Cuando era gobernador de Arkansas, un estado donde está fuertemente enraizada la tradición espiritual de Albert Pike, Clinton mantuvo la pena de muerte y la hizo aplicar en muchas ocasiones. En la práctica eso significó la ejecución de negros y pobres.

Según declaró recientemente el hijo de Vaught, Clinton y Vaught tienen la misma concepción religiosa, que permite matar a reclusos y engendros (especialmente de niños negros).

Clinton es también miembro del Council of Foreign Relations, de la “Comisión Trilateral”, de los Bilderberger (lo explicaremos más adelante) y miembro vitalicio de la Orden de los francmasones De Molay.

  • 7. amor a la patria.

Queda por saber si eso se corresponde con la verdad.

JAN VAN HELSIG - Las Sociedades Secretas Y SU PODER EN EL SIGLO XX

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers