Historia infame

11 Oraciones y 191 velas en el mes de Marzo

el . Publicado en Historia infame

0
0
0
s2sdefault

Esa mañana muy temprano, como todos los días, acudí a desayunar junto con varias amigas a una cafetería. Llegué la primera, no había apenas nadie en el local. Pedí mi café con leche y mi mente andaba a sus cosas, hasta que no se por qué, el tono de voz tenue de fondo de una emisora de radio llamó mi atención… supe que había pasado algo.

Pedí a la camarera que subiera el volumen del aparato. Me quedé de piedra. Se me hizo un nudo en la garganta, terrible. La chica al ver mi cara me pregunta que pasa, yo le contesto: una tragedia enorme ha pasado, déjame escuchar.

Si algo recuerdo de ese día es, que no fue un día triste de atentado como habíamos vivido antes los valencianos. No había en la calle, en los sitios públicos expresiones de rabia, nadie decía: qué hijos de puta! Como otras veces. Nadie decía: que los maten a todos!… solo había silencio, caras agachadas y tristes… dolor.

Sentí en mi y en la gente algo similar a cuando asesinaron a Miguel Angel Blanco… España se hundió, se sumió de repente en una profunda tristeza, desolación, España se unió en un silencio desgarrador.

Al día siguiente yo viajaba en el Alaris a Madrid, por un rato estuve tentada en cancelar el viaje, al final fui. Mentalmente, iba preparada para encontrarme en Atocha un panorama tremendo, pero de nada me sirvió prepararme anímicamente. Bajé del tren sobre las 11 de la noche y nada más poner un pié sobre el anden, se me escaparon las lágrimas; porque desde ahí no veía nada, las miles de velas y flores estaban dentro de la estación, pero en el aire se respiraba, se sentía en la piel la tragedia. Sentí emociones que nunca antes había sentido, no se como explicar, me sentí tremendamente abatida. Al acceder a la estación y ver todas aquellas muestras de amor por parte de los madrileños a las victimas, al ver tanta luz que desprendían miles y miles de velas, el olor de tantos ramos de flores, lloré amargamente.

Durante dos días viví un Madrid destrozado, sumido en la pena, unido en el dolor. Durante 7 años he seguido sintiendo el dolor. Todos los 11 de marzo enciendo una vela en casa para dar luz a las 191 almas, y rezo una oración… para que algo así no vuelva a ocurrir jamás.

Patricia Fernandez.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers