El diablo está en Cantillana

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

"Cuando la zorra va a grillos
El sacristán a cardillos
Y el escribano pregunta
A cómo andamos de mes
Jodíos andan los tres"

-Folklore popular

-"No hallo quien me absuelva", se quejaba Benito, un siciliano que quería atar al diablo al mar de sus penas, al padre Baena, de Andujar, con quien bien se las tenía y deseaba que le volviese a confesar y le absolviese, porque habían sido compañeros de seminario en Segovia, junto a su Acueducto, y tenía pecados de truhanía bien prietos.

El padre Baena, que absolvía con facilidad y sin escrúpulos como un Pontífice, le advirtió " que por apoderarse de esa trufa, cierta variedad de hongo llamado criadilla de tierra, con usurpación e injustita, le impondría como trampantojero que era, trápala, engañador haciéndole ver a uno lo que no es, el deber de rezar el rezo mozárabe, y llevar en la chepa o corcova dos misales, el romano y el mozárabe, porque si así no lo hiciera sería sometido al juicio del fuego en las calderas de Pedro Botero, quien no se anda con chiquitas, y en la mesa de sus endiablados juegos no se gana por chiripa".

Advirtiéndole:

-"A quien peca y se confiesa todo se le revela"

Terminada la confesión, el truhán de Benito se había inclinado para atarse una bota, pensando en descifrar lo que le había dicho el padre Baena. Este salió del confesionario y le dio una palmadota "en la barreña", ancas, nalgas, para que anduviese, y el truhán soltó un pedo, y riñéndole el padre la descortesía, respondió:

-¿A qué puerta llamará vuestra merced que no le respondan?

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers