Donde un calvo mea, todas mean

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Dicen que una doncella principal, asmadamente considerada, que no sabía amar, tomó de la casa de un boticario, como por arte de magia discursiva, capaz de pensar, muchos condones, y se fue por los lugares que no era conocida, a follar, y de entre cualquier que se ofrecía sólo elegía a los calvos, pensando "Asna con pollino no va derecha al molino", y diciendo al elegido:

- Don Condón te la deparará buena.

Y contaba que la reina Isabel se enamoró de un mancebo porque tenía una cabeza sin pelo y un glande con sabor a ajo, que le gustaba, que llevaba un escrito en el que figuraban las siguientes sentencias: Asno con oro alcánzalo todo; A Asno lerdo, arriero loco; Asno de Arcadia lleno de oro y come paja; Asno sea quien Asno batea; Bien sabe el Asno en cuya cara batea; y Asno no hecho a albarda, muerde la atafarra.

- Por qué, le pregunta el mancebo, os gustan a las mujeres tanto los calvos?

Responde la doncella principal: " El rey don Pedro dicen que pretendió el amor de una sultana, manceba, y esta se lo negó porque no era calvo. Una, ante un calvo, se queda como pasmada, en el curso de la vida, a modo de estatua, animada de una existencia especial que permite que un calvo ejerza sobre mí como sobre otras mujeres, te digo: Zoe, primera mujer de León III, y segunda, que había sido su manceba, y madre de Constantino Porfirogenito: otra Zoe, mujer de Romano III, que destronó a su marido para poner en el trono a su amante Miguel IV, casando después con Constantito X, acabando por ejercer ella sola el gobierno, ciertas influencias misteriosas, sin movernos.

Quizás nos atraen los calvos por el mismo arte mágico del culo, de ciertas propiedades sobrenaturales y extraordinarias difíciles de precisar y definir. El calvo tiene un encanto que lo echamos de ver en sabor, y color, y olor. El calvo huele a glande, por eso se les dice:Cara cola, polla de agua, cabeza de feto abortado, místico mongole que atraes una mitra vaginal, etc.

Amapola, que así se llama esta doncella principal, nos repite que ella como tantas otras mujeres está loca por los calvos, que cree que esto se deba a querer encabellar la cabeza del calvo, ponerle postizo cuando baja la cabeza al abrevadero. Igual su careto tiene su miembro, que se ajusta, se asienta o enlaza en el sitio o hueco en que se mete. La cabeza del calvo es encaje del culo, que resulta de la mayor o menor armonía de las facciones.

Claudio, otro calvo que se le ofreció a la vista, le dijo:

- Yo me quiero encalostrar contigo y no me importa enfermar por haber mamado tus calostros.

Amapola responde: Si la picha impresiona muy gratamente el alma o los sentidos, la cabeza de un calvo agrada extraordinariamente, nos embelesa, como a ti y a mi hoy en Caracena, villa de la provincia de Soria.

Y prosigue: Ay, poner una cabeza en figurable cañuto en el tapacete o capacho del culo¡ Soñar en el braguetario su cabeza cuando el criadero no asoma a la superficie. Poner la caperuza enganchado un cabo a un fenol de verga.Un calvo es un caracara, especie de ave de rapiña. Un Cárabo, especie de perro de caza

Dicen algunos viejos de Sevilla, (la ocasión la pintan calva), que José de Carabantes, capuchino y místico español del siglo XVII había dicho esto a nuestra cara: " El Culo tiene buena cara, la cara tiene un culo de tonto. Cara adelante, cara al sur, es como presentarse a culo descubierto de cara a cara que es como decir "Como tienes la cara tienes el culo y aunque no te lo he visto me lo figuro" Que los calvos no tienen un pelo de tonto. Son más listos que Cardona, villa de la provincia de Barcelona, muy conocida por la montaña de sal gema que hay en su término y por haber sido durante la Edad Media cabeza de un vizcondado.

Los calvos dan a conocer públicamente las verdaderas intenciones del que con cualquier objeto, nunca bueno, disimula las suyas. En el juego de la calva: fosa orbitaria, arco cigomático, esfenóides, etmóides, fosas nasales, etc. está el sexo. Alcides, por ejemplo, culungo mochilero, pájaro para la talega, un joven madrileño y calvo, por ejemplo, está harto de estos caldos. Lleva más de quince mujeres a las que encandiló con el verbo y su miembro. El no trabaja y no ha trabajado nunca. Españolas, ecuatorianas, moras, filipinas, la última de Calvera, localidad en la provincia de Huesca, todas han caído por su calva y su morcillo fresco. Le han durado hasta que ellas han visto el engaño y se han hartado. No tiene un pelo de tonto como el Laín Calvo aquel, uno de los dos jueces que se dieron los castellanos cuando se hicieron independientes del rey Ordoño de León, tercer abuelo del Cid Campeador Rui Díaz, que estando en jolito, suspenso o chasqueado espalditendido, tendido o echado de espalda en la yerba junto al río Arlanzón, zarazonado, ligeramente embriagado, pensando, le decía a una zarigüeya, cierto pequeño didelfo o marsupial: Obtener un obispado del culo, es como bailar el trompo o peón hueco en cierto baile de negros en Zebú, isla del grupo de las Visayas, célebre por haber perecido en ella Hernando de Magallanes en un combate con los indígenas, y su tonada.".

Sin saber el porqué Laín terminó con un zollipo, sollozo con hipo, regularmente con llanto y aflicción.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers