Orgasmientre

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Mientras me estoy midiendo con el cartabón de zapatero el largo del pie, Diego Velázquez, un estudiante de Salamanca con el Tratado de Zoología de D'Ancona, Editorial Labor 1966, en sus manos, pretende darme una lección sobre la situación de crisis en el marco europeo y global. Tiene exaltadas las facultades vitales de su órgano. Presiento su eretismo. Lo veo. Y me hace recordar a Erecteo, semifabuloso rey de Atenas a quien se atribuye la institución de los misterios eleusinos, misterios dedicados a Ceres, divinidad pagana que presidía las sementeras, siegas y demás operaciones agrícolas relacionada con el cultivo de los granos. En la acrópolis de Atenas subsisten las ruinas del templo de Erecteo, restauradas, que se consideran como prototipo del orden jónico de arquitectura.

-Oye, me dice Diego, escucha: Nos hallamos en el ciclo vital del rizópodo Polystomellacrispa, con alternancia de generación micros feérica y macros feérica. Es la crisis del desarrollo y su heredad, donde los agamotes producen sexualmente los agamitos y los gamitos sexuales producen gamitos flagelados; y todos ellos en copulación. Ciclo vital reducido a la cromosómica actual donde los organismos que nos gobiernan se reducen en haplobiontes, diplobiontes y haplodiplobiontes en los que los círculos con un punto corresponden a células haploides, o machos; los que tienen dos, a células diploides, o sea hembras.

- Sí, respondo. Como cuando sales de noche con postura de galas con plumaje, y una fantasía que aplauden los fantasmas.

Sin escucharme, Diego prosigue leyendo: En la crisis del marco europeo y global se efectúa una gametogénesis, es decir, ocurre una reducción gamética o terminal. Existen Algas y Esporozoos (Coccidios y Gregarinos).

- Estás mejor callado, le replico. Escucha a los indignados: "Estamos muy cocidos con esta situación", "Vivimos a gregario".Observamos una reducción zigótica o inicial alarmante en el Euribor, que se produce directamente en el zigoto del cuerpo de valores, todas las células dinerarias que se originan tienen un número de cromosomas haploides, que forman los gametos sin ulteriores procesos reductivos.

- Bueno, bueno, me replica. Menos lobos, Caperucita. En el caso de la anterior legislatura los gametos eran haploides y el resto del organismo era diploide; en esta nueva legislatura únicamente es diploide el zigoto. Los organismos con reducción gamética se denominan diplontes; aquellos en que la reducción es zigótica, haplontes. Camilo José Cela, gameto maduro, a consecuencia de la meiosis lírica y cultural lo redujo todo al huevo haploide que, mediante la fecundación se vuelve a la dotación del cipote de fase nuclear, con capacidad de multiplicarse por vía agámica, sin que se manifiesten en él fenómenos de senectud; aunque adivinando en la construcción de las naciones un fenómeno de herencia, distinguiendo una conjugación verdadera entre dos gamontes diferenciados sexualmente, y una falsa conjugación correspondiente a un ciclo religioso somático.

Yo le corto, y le digo: Diego: En el proceso de gobernación de un pueblo se desarrollan modalidades diferentes. Si se une dos individuos diferentes de origen distintos, se trata de una anfimixis ( de ambas partes, mescolanza, en griego); en cambio, si la fecundación se verifica entre dos individuos que se originan por división de la misma célula madre, se tiene la antomixis. En el caso concreto de hoy y del ayer en que se dividen dos individuos y luego se unen mediante un proceso de copulación, sobreviene la paidogamia (niño, en griego).

-Ya te vale, me corta él. Y Sigue: Cuando únicamente se divide el núcleo del individuo inicial, sin que esta división vaya seguida de la celular y, por tanto, los dos núcleos así formados se funden en un sincarión, tratase de la autogamia; tenemos ejemplo de ella en los Mixosporidios que nos habitan.¿ Entendiste?

- En verdad te digo, que no entendí, nada, le respondo. La única salida que tenemos a la situación de crisis, continúo, es la que tuvieron un día de mayo una moza con un cántaro de agua en la cabeza y un mozo con una losa a cuestas, que parlando se les fue el día sin sentir, sufriendo que los días que nos vienen son muy negros, y, ambos, cagándose, el uno, en la madre que le parió; la otra en Focio, bajo cuyo patriarcado se inició el cisma de la iglesia griega; cagándose en Parapinacio, que acabó sus días de obispo en Efeso; y en Paleológo, que comenzó siendo emperador de Nicea, arrojando de Constantinopla a Balduino II.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers