Ajiguaguao

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

A Safra, de la provincia de Badajoz, antes llamada Segada y Restituta Julia, ha llegado un zurupero, corredor de bolsa intruso con un muñidor o acompañante asalariado de entierros, grosero, cerril, que salió zafo en el juego del voto a tal, quien, junto con el que conduce o cuida de las acémilas, Zancarrón, que enseña ciencias o artes de que entiende poco, pero que siempre llega a las aceitunas, como a la exaltación al trono de Pepino el Breve, celebrada en la plaza de la población donde los miércoles se venden ropas y mercadillos.

Pepino el Breve espanta animales con un balón de fútbol, lanzando la interjección ¡za¡, adornando, guarneciendo, hermoseando y cubriendo una cosa de otra a la que está sujeta, y juega con cierto polvo mineral dando color azul a las cosas y al vidrio en los altares, donde un pastor mozo, subordinado al rabadán, mayoral de pastores, da color entre cervuno y negro a las ovejas, sacudiendo o zarandeando la piel entera del carnero con su lana.

Zalea de la res que ha medio comido el lobo, y que el pastor lleva al amo para disculpar su falta en el rebaño.

Zamarrea el presupuesto trayéndolo y llevándolo de un lado a otro, zamborotudamente, como quien hace toscamente las cosas.

En la boda de Pepino el Breve estuvieron presentes los zampalimosnas, los sujetos pobretones, los pedigüeños por las calles pidiendo de rodillas, un montón de zangones, muchachos crecidos que, pudiendo y debiendo trabajar están entregados a la ociosidad y al cuento de la crisis, o ficción de una enfermedad global para no trabajar; pero no estaban el alcacer para zampoñas, ni el horno para bollos, ni la magdalena para tafetanes, el agujeta, el lengua de pájaro, el escurrehuéspedes, el joboojobita, el simonte, el zorzal, el chile, el caballero, el cabeza de vaca, el dátil, ni el cachucha, que le roen los zancajos, murmuran de él y le vituperan.

El rebaño, hoy, sufre Zangarriana, cierto mal que ataca a las ovejas como la jaqueca y otras semejantes que da con frecuencia y desaparece pronto. Como le pasó a Zaida, cuarta mujer del rey de Castilla y León, titulado emperador de España, Alfonso, el conquistador de Toledo, y madre del infante heredero Sancho, el cual perdió la vida en la batalla de Uclés. Era hija de Mohamed ben Abad, llamado Motamid, último rey musulmán de Sevilla, destronado por los almorávides.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers