Paillo Paote

el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Yo soy Paillo Paote, individuo aprendiz de rufián, pagano y victima del ostabeo, robo, omniscio, que todo lo sé. Vivo en la Insula Barataria y guardo como reliquia una escotadura coracoidea del omoplato izquierdo, cara anterior, de la espalda de don Quijote donde se articula el brazo, y que hallé en una ontología, parte de la metafísica que trata del ser en general, comprada a un alforjero, y que perteneció a Sancho Panza que llevaba a lomo de su onanista onagro, encargado de cuidar de las alforjas yendo de camino.

Hay mucha gente en la calle. Pregunto si hubo futbol y cañas, que es la única cosa necesaria y conveniente institucionalizada para un pueblo borrego y Rebuznante. Un pueblo con escamas, un pueblo dormido y sin sentido, tomado, victima del tomador, maleante que le escamotea día a día con el timo de la democracia con doble contabilidad, estafa o timo del sobre, cual presunto tesoro robado al pueblo. Sobre que contiene supuesta suma de dinero, o pasta en colores, billetes de banco.

Un pueblo, esto sí, con desconfianza, con recelo, que se mira al espejo y ve la trampa de cualquier color usada por los fulleros de turno. Un pueblo que sufre paludismo, miedo, y cuyos ojos no ven más allá de la pampa, listín de loterías. Un pueblo enfermo, enganchado a los que están robando, engibiadores, rufianes, estafadores mediante escalo en la política. Un pueblo primo, víctima a diario de hurto, estafa permanente.

º¡No¡, me responden. Que son gente del pueblo indignado contra el festín o fiesta de los ladrones maleantes, que en el toyo o nido de ladrones , maramucha, capilla, oratorio, han tocado la falla, han marcado los billetes, excitando al robo en papelada, encomendándose a san Quitón, patrono de los maleantes y hurtadores Aquí timadores y timados se saludan con el "pico", dedos pulgar e índice, mientras el jefe de la banda, cual ermitaño, salteador de caminos enjaezados, echándoles la culpa a los moros de Alcazarquivir o a los vascos de la otra orilla, para decir que no tiene participación alguna en el asunto de que se trata, se lava las manos como Pilatos en cuanto a ello concierne, diciendo "allá se las hayan", que es como decir "espillo, lo que se juega o se quita".

Escurriendo el bulto, a moco de candil, esparraman moneda, como el que hace la vaca, reuniendo fondos. El Jefe, cual protobolo o clérigo, comprueba la llave falsa fabricada en la cerradura del pecado original con el plante, aparato metálico o de hueso de forma cilindroidea empleado para ocultar alhajas o billetes en el recto anal o en la vagina, para luego pasar a Mónaco o a Suiza.

Aquí, en esta Insula Bartataria, hay un sueño dorado, registro de rata. Con el cuento de la crisis nos han endiñado la pobreza, la erdicha. O Obispo Obrero, el gallo maleante escarba lo robado con las escarpias o manos, tanteado donde puede robarse echando el negro a la mota, echando mano al dinero, tirando del sobre o timo, en flor de fullería. Que por eso se canta este poemita encontrado en el Diccionario Geográfico de España, de Sebastián Miñano:

"QUE"

En el rancho de Que
Cobijo y albergue de maleantes
Rufo y rufenzos
Rufián mayor y aprendices de rufián
Timador y consortes
Sapos, abortos y enanos
Sobreros tomadores de sobre
Andan al salto
Escamoteando monedas y billetes
Al fingir un cambio
Variante en signo político
La partida o sage doble:
Tahuría refinada
Apropiada de algo rechiflado
Que por eso dicen
Que el hurto es el empleo
Del Estado".

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers