En tinieblas

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2smodern

Hemos estado en Tinieblas, villa de la provincia de Burgos y, pese a que pensé que pasearíamos sus calles y aceñas en obscuridad, falta de luz en lo abstracto o moral, el sol lucía (que no sor lucía, como le dije a mi amigo), como en los maitines de los tres últimos días de Semana Santa del pasado año. Y heme aquí estimulado por la curiosidad, pues mi amigo ex cura y ex pedo de lobo, que ahora trabaja como "tinterillo", abogado de tres al cuarto, me dice que aquí se reunían las Brujas de los alrededores en un tinaón o establo de bueyes donde, en una tinaja o vasija grande panzuda de barro cocido, sin asas y estrecha de culo, bebían el agua celestial recogida en ella de las aguas llovedizas, en círculo.

Entramos en el establo. Acá, próximo al que habla vemos polilla, telarañas sobre un entarimado con tintura de tornasol, pared o forrado de tablas en que están éstas más o menos montadas unas sobre otras como las pizarras de un techo, en vez de estar a tope. En una de ellas había disecado una especie de búho de mayor tamaño que el común que en su pico tenía una pieza pequeña de hueso, esa que se usa para abrir las tiras de plomo y ajustarlas a los vidrios que han de encajar en ellas.

-Parece una Tenia, dijo mi amigo. Reímos los dos.

-Qué gracioso, respondí.

Por el suelo vimos asfodelos, especie de lirios, gamones disecados.

-Aquí, dice mi amigo, perdí el hábito o sotana y tuve la facilidad para acertar a tientas, a tontas y a locas, nunca mejor dicho, a Brujas y Hechiceros que con acierto y destreza daban en el blanco o en el objetivo que se tira y da en el punto de mira o en el ojo ciego, que carece de vista por propia índole y naturaleza, " soñando el ciego que veía, jaja", pues todos danzábamos desnudos, exagerando la importancia, alcance o significado de un encantamiento aquelárrico, y a una negra a oscuras, a quien dí candela.

Hace una pausa, abre la boca, en la que vi una neguilla en sus dientes, una mancha negra en su cavidad por la cual se les conoce la edad a las bestias.

Sigue:

-Nadie como las Brujas y Hechiceros para acertar en el manejo, dirección e inteligencia de las cosas.

-Oye, le corto, y pregunto: ¿es verdad que aquí se encontraron restos de personajes históricos que vinieron a esta tierra a hacer sus aquelarres?

-Es verdad, me responde. Los hay, y vamos a verles. Y jaja..jaja,. rió mirándome a mí y a su alrededor. Aquí estuvieron Esther y el cabrón Asuero; Saba y el cabrón Salomón; el general Sebastián Veniero, hechicero; Judith y el cabrón Olofermes; Marietta Tintorella y el cabrón Robusti-Ano. Sus instrumentos de ellos, las tiorba, instrumento musical parecido al laúd, pero algo mayor y con dos mangos, acompañaban las canciones paganas de la vagina de las Brujas.

Hace un silencio y, después de una fluxión o destilación que bajó de su cabeza a la garganta y al pecho, se agacha y coge un hueso entre los huesos, el húmero, que tenía escrito en su cuerpo por los bordes externo e interno estas letrillas, que lee con flexibilidad y elasticidad:

-"The law of the strong: this is our law and the joy of the World. Love is the Law, love under will.There is no god but man". Firmado Aleister Crwoly, y que traducidas dicen

-Ya sé, maneje, que no soy tonto, le replico, traduciendo:

-"La ley de la fuerza es nuestra ley y el eje del mundo. Amar es la ley, amar queriendo. No hay otro dios sino el Hombre"

Y sigo:

-Qué gran hombre y Hechicero este Aleister Crowly!

-Sí, me responde. Y, al instante, ordena:

-Vamonos!

Cogimos nuestras bicicletas y regresamos a Burgos, montados en ellas como en el filo de una espada, en condiciones difíciles, pues nos ahogaba el aire que nos daba de frente.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers