El asno de la cruz negra sobre el lomo

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Oye, ¿oyes bien? Le preguntaba el profesor al alumno, en una escuela de Atapuerca.

Estaban hablando en voz alta, para que les escucharan los demás alumnos, sobre los restos de republicanos represaliados y muertos, asesinados y enterrados en fosas en Valdenoceda, una pequeña localidad del norte de Burgos, "igual que las que se encontraron en Atapuerca, pero, éstos, y gracias a las magníficas exequias del periodismo fantástico, les dan su origen a antediluvianos, anteriores al Diluvio", como bien explicó el maestro.

Veintitrés restos identificados, y el 21 tenían pegado a la falange del dedo un anillo de nácar. Se encontraron un brazalete de cobre con dibujos tricolor adherido a un brazo; un pendiente con bolitas tricolor de madera de ébano; cuentas de collar de hueso y serpentinas de masón. Dos caracoles marinos copulando, que formaron parte de un collar. También, desparramados, un laberinto o caracol del oído, martillo, yunque lenticular y estrivo. Un trozo de hueso de la sien con el ojo del tiro en la nuca.

Una trompa de san Eustaquio, también del oído. También, restos de la trompa de Falopio de una mujer vilmente violada y asesinada, en cinta, vecina de Burgos pero nacida en Palos de Moguer.

A través de la ventana ven que hay una procesión de gentes que pasan cerca de la escuela. Es una procesión laica y atea. Un Asno que tenía una cruz negra sobre el lomo, que venía cerrando la procesión, cargaba un serón de exequias con huesos de esqueletos (huesos frontales, hioides, occipitales, sacros, etc.).

Los alumnos y el maestro recibieron la procesión como el que oye llover, pero aceptándola favorablemente.

El maestro les dijo:

-La vida está en un hilo y en el extremo del hilo hay un ojete con el deseo vivo de que suceda alguna cosa buena porque los ojetes que hace la jaladora prometen.

-¿ Profe, por qué siempre termina una marcha cantada por la paz, el pan y el trabajo, con la prosa de la pedrada, el poema de los cristales rotos, y el porrazo represor y la patada que canta: "hueso que te cupo en parte, róelo con sutil arte"?, le pregunto un alumno.

Al quite, el profesor no supo que decir. Sin embargo, de repente, dijo:

-A los ojeadores y guardianes que ojean o espantan la marcha, se les acosa con voces y pedradas. Esto es como el huevo de Colón o de Juanelo, una cosa muy sencilla de aparente dificultad. De los ambientes más o menos enrarecidos salta la chispa y también el huevo filosófico.

-Y que me dice, profe, de la mayoría silenciosa?, volvió a preguntarle el mismo alumno.

A lo que responde el profesor:

-La mayoría silenciosa son ojalateros partidarios de cualquier bando político que en vez de tomar parte activa en la lucha, se limita a manifestar con palabras sus deseos y sus esperanzas. Que…

El Asno de Cruz negra sobre el lomo no le dejó terminar pues comenzó a Rebuznar y bien fuerte, cuando vio por el suelo desparramados los huesos, pues escuchó Rebuznar a Borak, o eso dijeron lenguas viperinas, la burra de Mahoma, que los asnales anales de la Historia de Rebuznos nos lo cuenta que, cuando estaba en los huesos, quedó bajo la custodia de doscientos monjes del Monasterio de San Pedro de Cardeña, huesos que habían sido robados del Alcázar de Sevilla por el Cid Campeador; que, por eso, fueron decapitados en su claustro al estilo del rito cristiano.

Cuentan que por Sevilla, que no por Burgos, pues aquí son muy palurdos y fachosos, que ese Rebuzno todavía suena y sonará por todos los tiempos en Universidades, Seminarios, Colegios y Conventos, y que gracias a ese Rebuzno tenemos la gloria de poseer grandes catedráticos, que bendicen el Rebuzno que les adorna y les salva.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers