Los telares

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Salgo de una tienda, donde se venden retazos de diversas telas, acompañado de tres santas mártires de la vida diaria, separadas, con sus respectivos maridos con orden de alejamiento, y una señora leonesa, manceba de un alto funcionario, que no tiene pelos en la lengua, pues, como dice riendo:

-Mi amante es un político que tiene la condición de maula, haragán, embustero, y maestría en artificios para engañar. Además, es un "Mondaojetes", pues usa una especie de cucharilla para limpiarse interiormente el ano, cuando está estreñido.

"La Morasa", una señora importante porque sabe hacer manojos hoy, como hacía cuando espigaba y asaba al aire libre, como ninguna, en el parque de Fuentes Blancas, en Burgos, con fuego de ramas de árboles y hojas secas, peces pescados en el río Arlanzón, y chuletas de macaco, mono catirrino, como decían sus amigos, con sorna, por los corderos viejos que asaba (también, sabe hacer un buen relleno de la panza del puerco o del carnero), hablaba de un nuevo movimiento político, el "Círculo Morado", aplaudiendo su bien hacer y sus promesas. Decía:

-Para mí, esto es lo más grande en su especie que ha parido Iberia; además de que por lo visto y sentido en la puerta del Sol, en Madrid, donde he estado, es algo glorioso y digno de honor y estimación. Además, que los exabruptos y ataques insultantes recibidos desde los bandos contrarios les hace más gloriosos aún.

-Pues es verdad, dice la manceba leonesa. Eboraca se llama. Estos animales que les atacan tienen órganos que sólo sirven para la secreción o excreción de humores. Y ha quedado bien clarito que su termómetro se ha salido de su temperatura más alta.

Mauricia, dice y le corta:

-El 31 de enero de 2015 será una fiesta a celebrar. Fiesta que podríamos llamar de san Coleta mártir, por la presión a la que está siendo sometido por todos los "grandes tábanos" de la oposición, y por su gobernador, que se cree un Claudio Papieno, que molestaba con sus picaduras a los bueyes, caballos y otros animales.

Eudoxia no ha podido contenerse y dice casi gritando:

-Ya veréis cómo la Península se llena de tiñosos, pues aquí en estas tierras la envidia es pura tiña, y es posible que, para vengarse de sus éxitos y fama, acaben llamando a los nuevos vándalos por la gracia de dios para marcarles las telas y ponerles los sellos de la represión.

Eboraca entra de nuevo en la conversación, y dice:

-Dejemos la política para los políticos, y celebremos los mayos. Hace una pausa, y sigue:

-Cómo recuerdo cuando mi mozo, vestido con el traje del infante don Felipe de la Cerda hallado en su sepultura, me sacó como novia por mayo, y me hizo maya. El, después de un tiempo, descubrió su disfraz machista y virulento; y le dejé.

-Ah, sí, exclama Eudoxia. Yo, también, recuerdo mi mes de mayo, cuando alrededor de la pértiga adornada de cintas, flores, etc., bailábamos los mozos y las mozas, Y, luego los ramos y las enramadas que ponían los novios a las puertas de las casas de las novias, elevando sobre la realidad sensible y material de las cosas una aptitud amorosa de ensueño.

Mi novio era una especie de sabogal, empleado en el Ebro para pescar sabogas, sollos y otros peces. - Sí, replicó Eboraca, siguiendo: que luego, las cualidades del macho ibérico no fueron más que una facultad machista de hijos de la gran puta. Picos de pájaro, primero, y, luego, piedras y hostias de varias formas. Mi novio era un rodaballo, hombre taimado y astuto. un cabrón.

-Ya lo sabemos, replicó "La Morasa" y lo dice bien el refrán: Mayo hortelano, mucha paja y poco grano", que más vale gordo al telar que delgado al muladar. Y a mi novio que fue, que le den por donde amargan los pepinos, que para él era lo mismo mirar las telarañas que tener telarañas.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers