Caracandao y chorrasebo

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Este Caracandao se cree un titán, no siendo más que la personificación del Rebuzno y, como tal, el padre, hoy, de todos los Rebuznos. Me dice un librero de la Cuesta de Moyano, en Madrid, cercana al Parque del Retiro, que le ha comprado, el tal Caracandao, el libro de autor anónimo "El Regreso de Franco a su Patria", con el que comulga. Según él, y siguiendo al antiguo y real decreto, "la tierra es un disco plano circundada por agua, y en medio la Iberia. Que en los Océanos no se pone el sol gracias a los navíos piratas españoles que les surcan para robar y asesinar por delante y por detrás todo lo que se les presenta. Que la personificación del Cielo que es la Tierra emergió de la asignatura de religión y el catecismo del padre Astete, con la intervención de los tres cipotes de clerecía en abrazo fecundado de esposas en sus vientres que dan a luz hijos que resplandecen cual pollinos con un catecismo bajo el brazo".

Según cuenta su vocero y portavoz Chorrasebo, fue bautizado bajo una cruz gamada de la que mana una fuente que llora lágrimas de cocodrilo por haber visto gozando morir a muchos conciudadanos en contienda de cruzada bendecida por la iglesia, jactándose de haber alcanzadlo su mayoría en clerical contubernio, llegando a realizar lo más difícil todavía "casar beatas con meapilas", que sirve de marca a servidumbres televisivas dominadas por este astuto mortal que se cree divino. Barbudo anciano mordaza, como se le llama, hijo del Desahucio y las Preferentes, que representa las Tinieblas subterráneas que tanto agradan a nazarenos y cofrades, pues todos tienen una especial devoción por las Tinieblas celestes, como las cabras.

Chorrasebo siempre va con él. Su mitología se reduce al casto amor que siente por su Jefe, siendo portavoz, voz de su amo, eco de su Rebuzno y asnal compañero, que corren de un salto la edad de bronce a la edad de hierro, y que se siente, como su Jefe, contento de ser hijo de una Jumenta Bienaventurada. Es un sibilino de feria, pues no tiene sentido profético alguno, si acaso juega con la "Tablet" de una sacerdotisa que distrae el hemiciclo y sus períodos de risa. Tablet, que un día, y como recordatorio, costará a quien la compre un huevo y la yema del otro, y que, ahora, juega al Satiricón de Petronio, donde unos niños desnutridos preguntan: "Sibila, Sibila, ¿qué quieres?" Ella responde: "Quiero morir".

Las mismas arcas de las urnas sueñan con que desaparezca definitivamente el linaje de Caracandao. Pero él es muy cuco, caco y listo. Siempre lleva consigo una chuletilla del Quijote, que lee a escondidas y que dice: "Al salir de Barcelona volvió don Quijote a mirar el sitio donde se había caído y dijo: "Aquí fue Troya; aquí mi desdicha, y no mi cobardía, se llevó mis alcanzadas glorias…, Cervantes". El sabe que para combatir al enemigo y asestarle su soberanía de Casta, necesita halagar a la iglesia, y asimilarla, que, como tábanos, le han salido opositores, sobre todo los que le han entrado pro el ojo izquierdo, gigantes jóvenes dotados de cabellera, a quienes podemos llamar "Olímpicos". Pero él, que se siente de origen divino, como así se lo han confirmado los episcopios, cual Gorgón, siente compasión por el perro que ha sido maltratado, pero ninguna por el ciudadano que se manifiesta por la Libertad, la Sanidad y contra el Desahucio, condecorando a sus perros Ortros, Cerbero, Cancerbero; alabando su bien morder y mejor desgarrar. Es defensor de la Tauromaquia. Puede marear la perdiz del voto a su antojo, pues su idiosincrasia le viene de la Gigantomaquia, epopeya en los libros de caballería españoles del siglo XVI como símbolo del Mal y de la Barbarie en el que estamos, contra el que cualquier Caballero debe luchar.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers