Jira, banquete campestre

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Junto a la falda de la sierra próxima a la ciudad de Medina Zahara, ciudad que fundó el Califa de Córdoba Abderramán III, están copulando perro y perra para unir o ligarse entre sí, mientras unos zamarros, zamarro y zamarra, que tienen, los dos, las piernas juntas y separadas por abajo, hablan entre sí diciendo: "En el principio creó dios el perro y la perra, y la perra estaba vacía y desnuda y necesitaba rabo", mientras, de pronto, girando la cabeza, vieron un matrimonio con un hijo pequeño y otro por venir, que hinchaba el vientre de la madre, llorosa porque les habían desahuciado y no tenían dónde ir. La mujer le decía al marido, para darle fuerza y expresión, pues era un calzonazos, especie de pavo:

-¿Y seremos tan menguados que pasemos por esto? ¿Y qué será de nosotros?

Hizo una pausa y siguió:

-Esposo, si por tu mente pasa el suicidio, espero que te despidas de esta vida habiéndote llevado por delante a unos cuantos.

Casi se había puesto el sol cuando terminó de decírselo.

-Ya tendremos algo, respondió el marido.

Prosiguiendo:

-Tenemos un gobierno miasmático, que contiene o produce miasmas, la larva de una lombriz preferente en el estómago de la Banca que devora y se queda con las casas, dando vida a "Boca negra" a ese banco malo que llaman "Tesoro de Alibabá", y que canta en lengua semítica: "Ay, qué pena, tener marido y no tener cena", para reírse de nosotros.

Calló, y comenzó a escucharse a un conjunto de música que cantaba para un grupo de gentes que bailaba sobre un terreno cubierto de espartillo.

Uno de los zamarros dijo:

-Este es un baile imperceptible donde Colón baila con Angina de teta, que sólo puede verse con el ojo del culo en un pasodoble que suena: "si la envidia fuera tiña cuántos tiñosos habría".

-Una especie de tiña de parásitos que van a misa, replicó el otro zamarro, cogiéndole de la boca a su can "Zahuate", perro flaco parecido a cierto pequeño didelfo o marsupial americano, el libro que había traído para leer: "La historia de las Cruzadas" de José Michaud, literato e historiador francés, aunque, antes, le había gritado: "Ají, guaguao, dame el libro".

Callaron y escucharon a la mujer desahuciada decir:

-Tenemos un "Midas" que tiene el don de convertir en oro los desahucios, y se le representa con orejas de Burro.

Callamos, porque el hijo le había hecho una pregunta al padre:

-Padre, ¿qué son los berberiscos? ¿Son mariscos?

-¡Za¡ hijo, respondió el padre. Respondiendo: Son aves de cetrería.

Todos miraron hacía Zahuate, el perro, que hacía gachas o puches claros del culo sobre una colmena tendida a lo largo, mientras chupaba una hierba alta de pasto junto a la acequia rodeada de pamplinas, plantas herbáceas. Una cagada parecida a la zabra, cierta nave antigua de dos palos de cruz.

-Mira, esposa, dijo el padre pavo, indicando la cagada del perro: ésta es la herencia en que no ha entrado aún el heredero y no se han hecho las particiones, que haremos dación al Banco malo.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers