El copiloto trastornable

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Con calma, sentados en el Paseo de Rosales, en Madrid, mi amigo y yo opinamos sobre las informaciones con las que nos bombardean la prensa y los noticiarios acerca del avión A320 de la Germanwings (Alas alemanas), estrellado contra los Alpes franceses por su copiloto, en su camino sideral entre Barcelona y Dusseldorf.

Mi amigo dice que estas noticias han sido dadas a tontas y a locas. Que sólo algún psicólogo o psiquiatra se han acercado a la verdad, que, según él, no es más que la acción de un copiloto trastornable, que se trastorna fácilmente, como así queda demostrado por informes médicos encontrados en las papeleras de su vivienda.

-Este es un suceso doloroso y cruel, que nos duele en el corazón y en el alma y en el que el trastornable se convierte en trastornador, después de su accidente, dice mi amigo.

Yo le pregunto:

-¿Pero esto no es un suicidio? Me responde:

-No. Es una acción de loco. Y sigue:

- Mira, algo parecido le ocurrió a un sobrino de un amigo mío, que le encantan las maquetas de aviones y carros de combate. Él había terminado su carrera de Ingeniería Aeronáutica con notas muy brillantes, sobresalientes. El día que fue entrevistado para acceder ya al mundo del trabajo, privado del libre ejercicio de los sentidos o facultades intelectuales, se le cruzó un cable, como decimos, y se vino abajo, desde el mismo momento que un entrevistador le miró a los ojos, pensando él que le miraba con sarcasmo, con burla mordaz y desvergonzada con lo que se sintió ofendido, maltratado, pensando que el tal señor conocía que él tenía sarcocele alrededor del testículo, lo que no era verdad, sino algo inventado por alguno de sus compañeros, quienes, en el discurrir de los cursos de la carrera le habían insultado llamándole maricón.

Hace una pausa y sigue:

Con todos los ajilimójilis de la locura, privado del juicio o del uso de la razón, un día que paseábamos Sevilla capital sus padres, unos amigos, mi amigo y yo, de repente hizo una acción disparatada: fue y contra el ajimez hispano arábigo, ventana partida por una columnita y formada por un doble arco, de la fachada occidental de la iglesia de san Marcos, chocó varias veces su cabeza abriéndose una profunda brecha que emanó sangre.

Preguntado, cuando cuerdo, que por qué había hecho eso tan doloroso para todos y más para sus padres, nos contestó: "Alguien me perseguía en la cabeza y me ordenaba que me rompiera la crisma, que si no morirían mis padres asesinados".

En su insano juicio, se encerraba en sí mismo, como el copiloto en la cabina del avión. Lo que es sintomático, pues él y estas personas trastornadas se sienten solos sin darse cuenta de quienes les rodean o van a su lado. Sin duda, él se sintió como una persona con alas y también como una mariposa perseguida.

También, es cierto que puede agravar su psique el haber tenido algún contratiempo amoroso o desencuentro con sus seres queridos. Pero hay más.

-¿Sí?, le pregunto. Me responde:

-Sí. El sobrino de mi amigo, y para que veas lo dicho acerca de sentirse una persona con alas o una mariposa perseguida, un día caminando la carretera de la Coruña cerca del casino Gran Madrid, en Torrelodones, de repente, una vez más, él se salió del grupo, de nuestro lado, y, llegando a un puente, se tiró al vacío chocando contra el firme de la carretera, estrellándose contra el suelo, desmembrándose. Menos mal que en ese instante no pasó vehículo alguno, pues la cosa hubiera ido a mahyores.

Después, cuando lúcido le preguntamos el porqué de hacer esto, nos respondió que "una voz le pidió que se arrojara desde el puente, que si no su familia sería asesinada".

-¿Y cómo sigue el sobrino de tu amigo? le pregunto.

Me responde:

-Está hecho un guiñapo, anda roto, y si no fuera por los medicamentos que toma, la atención médica extraordinaria, atención que no hay ninguna igual en el mundo, y el amor sobrehumano de su madre, volvería a ser, en cualquier momento, joven con alas o mariposa perseguida, estrellándose contra no se sabe qué. Eso se lo dirían las voces.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers