La niebla

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

."La niebla de ahora no es igual que la de antes"
-Una señora portando un frasquito con niebla para su análisis.

Fui a ver a mi amigo al Laboratorio, y después de cumplimentar una relación entre el número de entradas de análisis a comprobar y sus salidas cumplimentadas, me dijo:

-Ven, vayamos a la sala de reuniones, que te invito a un café de máquina expendedora y te cuento. Lo que ha sucedido hoy, es de traca.

-Cuenta, cuenta, le supliqué, tomando un sorbito de café.

- Pues, que ha venido una señora, poco antes de presentarte tú, con un frasquito lleno de niebla para analizar, pues, según ella "esta niebla de ahora no es igual que la de antes, tanto en sentido material como espiritual. Que esta niebla es más baja, apagada, sin vigor. Que es como mortecina para una ciudad que está muerta, donde tan sólo se escuchan las campanas de la catedral y la porción de proyectiles que dispara un vecino del quinto de mi edificio en el Barrio de Capiscol, a quien llamamos "mosquetero de corral"".

El frasquito es pequeño. Así. La directora le guardará como reliquia, Le ha dicho que "no se sienta molesta, desazonada, afligida, que su niebla se analizaría de forma debida y se le anunciaría el resultado por escrito"; respondiéndole la señora en forma de súplica: "que la demora fuese breve".

Mi amigo y yo nos reímos a más no poder, tanto que parecíamos árboles leguminosos de risas.

-¿Y qué pasará con el frasco de niebla?, le pregunto yo.

-Pues, responde, la directora, como quien se quita una mosca de encima, le dejará en una estantería del departamento de microbiología, y allí estará hasta el día del juicio, pues está claro que la señora no vendrá a conocer el resultado, pues olvidará que estuvo aquí, y nosotros, desde luego, no le haremos informe alguno.

Calla por un momento, y sigue:

-Esta mujer estaba en babia, no hay duda. ¡Mira que coger niebla en un frasco¡

-Es como decir "enfráscame esta niebla", le digo.

-Pues sí, me responde. Y me pregunta, ahora:

-¿Qué haces ahora, en qué te ocupas, en qué te encantas?

-Pues, le respondo, al igual que esta mujer que os ha venido, loco debo estar, que dedico mi vida a meter la niebla en frascos. Que un bocado de niebla es como el mordisco en la fruta prohibida.

-Daniel de Culla

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers