Cuchillo de recortar el gasto público

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Cogemos un periódico, que no pagamos, "cosa típica española", y nos dirigimos al paseo de los Cubos, en Burgos, por donde, según nos ha dicho alguien que no la ha catado, pasea una "Ja "o tía, que está de rechupete.

Abrimos el periódico al tuntún y leemos en letras grandes que los recortes están y seguirán estando al orden del día, pues las apreciaciones existentes en cuanto a su naturaleza y a sus posibles consecuencias son variadísimas, según los ladrones que nos gobiernen.

Al momento, nos sube un asco tan grande, que escupimos en el periódico, e instintivamente le arrojamos al aire, cuyo viento acerca algunas hojas hasta el Hospital de san Juan de Dios. Un cura vejestorio, tesoro de la gramática pedófila, se agacha al suelo, se le escapa un pedo y se pone a recoger alguna de las hojas del diario, "pues le duele que la gente que pase por este lugar pisotee el periódico azul casposo que él lee con mucha estima", como le ha dicho a una señora con niño, recién salida del hospital.

Vamos y venimos por el paseo que bordea la muralla, y no hemos visto, ni por asomo, a la buena moza. Torres, mi amigo, se cabrea porque yo me creo todo lo que me dicen. Yo le digo que hoy es más complicado encontrarse con una coetánea de calle que pueda ayudarnos a comprender de modo satisfactorio los motivos de nuestras ansias de sexo, ya que hoy en día lo tienen más crudo por el control tan férreo y la cnesura de los hipócritas meapilas, que abundan como las cacas de perro.

-Ojalá se pudran estos malaventurados enemigos de las putas, exclamó Torres.

A la penúltima ida y última venida, la vemos. No pareció gustarle a Torres, pero a mí sí. Pareció salida de un pasquín. Una estatua andante de la Roma clásica. Sus nalgas, al andar, le inflamaban los pechotes. A primera vista, era deleite y pureza para los vagabundos del sexo. Bocado de cardenal para legos y novicios era. Por todos entendida de la misma manera.

Gracias a su aparición nos sentimos inflamados. Cuando íbamos a presentarnos ante ella, ¡qué mala ralea¡ se presentó un chorvo con aspecto de libelo infamatorio de algún cartel de la droga, pasamos a su lado, le miramos a ella a los ojos, sin alcanzar esa mirada receptora por parte de ella, que hubiéramos querido.

Bajando la calle Emperador, hacia el barrio san pedro de la Fuente, nos encontramos con una postal de un cuervo con cuchillo, que nos encantó a los dos, entendiéndola de la misma manera y haciéndola figurar como imagen real de los recortes del gasto público.

Esta postal no necesitaba ni versos ni prosa. Ella sola era una imagen bien localizada en nuestra realidad social. La prosa y los versículos, a veces, sirven para enmascarar la autoría de los hacedores del mal, y la premeditada manipulación que hace la prensa oficial de sus escritos es una realidad. Nos íbamos riendo, con la postal en la mano, porque, al mismo tiempo, nos temblaba la polla, saltando y brincando; dándonos contra las paredes.

-Daniel de Cullá.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers