El Burro de mi amigo

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

El Burro de mi amigo se llama "Monseñor" y todas las moscas cojoneras que le revolotean junto al rabo o más adentro están colocadas donde la verga acónita y venenosa se cruza con los machos y las jumentas, ajustándose al cumplimiento de sus asnales deseos después de haberse descarriado.

Mi amigo es vergonzoso y se avergüenza con facilidad admirando el follaje que se representa en las pinturas naturales y las tapicerías del culo y la televisión. El ve la verga en alto, y se va corriendo, y eso que se siente como la verga seca o mayor del palo mesana que no lleva vela en una embarcación.

Él dice que a su Burro le compró la tata de su abuelo a un mercader de León de Francia, un tal Valdo, natural de Vaux, quien se hizo pobre con los pobres, y que consagró a su Burro sacerdote, porque, según dejó escrito en lengua valdesa, su Burro tuvo el valor de traducir en Rebuznos las sagradas escrituras, sin saber una palabra.

Él tiene su fijación y colocación mental en determinadas partes del Burro. Le ha enseñado a hacer círculos, pero sin enseñarle una zanahoria como se hace a los Burros que giran la noria. Lo realmente importante, también, es que mi amigo le camufló en la Universidad empleando un ropaje que le ayudó en sus objetivos. ¡Sacó matrícula de honor en Humanidades¡ disfrazado con sotana y barbas postizas.

Como un estudiante indignado, él, también, supo apedrear ventanas, echar abajo una puerta, sobre todo de los retretes de las chicas, y colocar excremento de cerdo en casas de políticos mafiosos. En fiestas patronales ha sido condecorado con medallitas virginales, ristras de ajos y algún cuerno de animal vivo. También, fue condenado en ocasiones y puesto a cuestión de tormentos y castigos represivos.

Mi amigo, hoy, me lleva a ver qué de bueno e inteligente es su Burro: un maestro en descubrir en estado fósil, en ciertos terrenos geológicos, el megalosaurio y el megaterio, animales parecidos a los malos gobernantes y miembros de la iglesia que se ensañan con jóvenes militantes comprometidos con lo económico como con lo político haciéndoles los ataques más violentos centrados en desprestigiarles, reservando su desprecio y odio más intenso, sin duda alguna, a los movimientos jóvenes emergentes porque ellos, los energúmenos que gobiernan, no quieren salir de su inmoralidad y sus vicios por lo desmedido de sus ambiciones, su considerable enriquecimiento y la impureza criminal y seudoreligiosa de sus orígenes.

Vamos a disfrutar, como digo, de la formación académica del Burro de mi amigo, no desdeñable, que recitará un fragmento del Quijote en forma relevante, en compás de cuatro por cuatro, como el gregoriano, canto religioso reformado por Gregorio I.

Con su rabo determina las dimensiones de un verso. Tiene prudencia y miramiento midiendo su verga cayendo sobre el suelo, puesta a cuestión de tormento, al estilo de los curas pedófilos, que destacan en sus exámenes la caligrafía anal de los niños.

Escuchémosle en su Rebuzno desmedido, digno de jerarquía eclesiástica y, o de nobleza. Por ejemplo:

Iiiiiiiiiiiiiiiiiii iiiiiiiiiiiiiiiiii

Aaaaaaaaaaaa aaaaaaaaaa

Iiiiiiiiiiiiiiiiiii aaaaaaaaaa

Y así sucesivamente hasta completar el texto directo e indirecto:

"En efecto, rematado ya su juicio, vino a dar en el más extraño pensamiento que jamás dio loco en el mundo, y fue que le pareció convenible y necesario, así para el aumento de su honra como para el servicio de su república, hacerse caballero andante. . . ".

Parte 1, Capítulo 1.

-¡Fantástico¡ exclamé yo, dándole a mi amigo una palmadita en el hombro; siguiendo: en verdad que tu Burro es el intelectual español más importante y hay que intentar guiarle hasta conseguir el Nobel por su prodigioso talento intelectual, además de que no hay nada mejor que el amar uno su propio Asno, como bien haces tú.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers