Yo en mi sitio

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Ya estoy sentado
En el lugar que me corresponde del autobús "Alsa"
Que me lleva, de nuevo a Madrid.
Ya ha medio amanecido
Cuando sale de la Estación de la Plaza de Vega, en Burgos.
Delante mío, pero a la izquierda
Van sentados un caballero
Que parece un padre prior teólogo en pedofilia
Y una señorita de su colegio.

-"Sin duda van de campamentos"
Me dice una voz-
¡Ya tienes lo que deseas¡ me sigue diciendo.
Es este un ángel bueno para mí
Pero malo para los curas, que dicen es el ángel caído
El más bello de todos, y con mejor miembro
Entre las piernas.
Pronto, al momento
La señorita se cruza de piernas
Y allí, en el juego de rodillas
Por abajo, entre las mollas
Partes magras de sus carnes
Veo una raja figurada, un principio de chumino
Adivinando ese surco erótico que me llama
Mientras yo, con mis ojos excitados le digo:
-"¡Ya voy¡ ¡Ya estás abriéndote¡"
Y me imagino, pleonásticamente, con mi pene en mano
Abriéndole paso por debajo sus rodillas
Apretando éstas contra él a modo de fuelle
A fin de quitarle esa fuerza viril que me eyacula.
-"Ya ves como he acertado", le digo a mi ángel bello
Tan malo para los cristianos.
Ella lo ha tenido que sentir
Porque de vez en cuando se da la vuelta
Y me mira con ojos llenos de esperma
Como imaginando que la tengo tiesa.
-"¡Ya lo creo¡", le susurro con la mirada.
"¡Lo puedes ver¡"
En el momento de la acción
O en el inmediato
Pasé del "ya no puedo más sufrir esta mi indolencia peneal"
Al "ya no puedo dar la talla"
Cerrando los ojos y, en vez de soñar
Dormirme
Mientras mis manos de venas de alambre y teclas
Tocaba el clavicordio parecido al piano de cola
Durmiéndome
Hasta que pasamos el túnel de Somosierra.
Despierto, trago saliva para que se me abran los oídos
Mirando a la joven desde mi sitio
Esta joven que ya no vuelve su cabeza, ni volverá
En todo el trayecto por recorrer
Hasta la terminal de Avenida de América.
Su acompañante
El padre prior teólogo del Culo, ahora
La está mirando el canalillo que forman sus dos tetas
Cual Yaacabó, pájaro insectívoro
De la América Meridional.
Mientras, el ángel bello, pero malo
Me habla, poniéndome al oído su Jijallo, cual bujarra.
Me dice:
-"En el principio creó Dios el cielo y la tierra.
Y la Tierra estaba vacía y desnuda
Y le puso dos tetas en el pecho".
Yo le respondí:
-"¡Mira que somos menguados en nuestro Jijallar
Monte poblado de Jijallos ¡

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers