Patafísica o de eris esotérica (Poee)

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Recuerdo un premio que conseguí en unas jornadas de Principia Discordia, The Magnum Opiate, donde todo se explica y no se aprende nada, como en las Cátedras, consistente en un cacahuete pintado por Greg Hill (Malaclypse the Younger), que yo traduje como "el más joven de los malos eclipses".

Los "Principios Discordantes" es el evangelio que escribió el genial y original Greg Hill con trabajos de Kerry Thornley, bajo la advocación del santo pajares Robert Anton Wilson, creador de su "Cosmic Trigger", junto con los poemitas premiados.

El mío fue, quedando en segundo lugar:

CHAPA
Chapa, chapa, chapa
Topa, topa, topa
Tapa, tapa, tapa
Sopa, sopa, sopa
Posa, posa, posa
Colo, colo, colo, colo.

Antes de participar, debimos leer, como obligación, el "Ulises" de Joyce, y "Moby Dick" de Mendel, intentando buscar los golondros que habitan sus páginas e identificarlos, pues son origen del sufismo y la mística judeocristiana, creados en momentos de no lucidez mental o eyaculación precoz, por ese orden.

A mí me encantó la idea, y por eso participé en el concurso. Un concurso que se contradecía, además, pues, según rumores ocasionales, los poemas deberían ser escritos durante un viaje con ácido místico o con una paja mental con mamada angélica incluida.

La leyenda, el misterio, el culto que se encontró escrito en el culo de los antiguos primates, animaba el concurso de Hong Kong a Australia, de Gibraltar a Argentina. Se recibieron, según Principia, cientos de breves cartas y poemitas, siendo el ganador un tal O'Shea con uno dedicado a H.P. Lovecraft, éste:

Godawful
Tell me the Truth
Sucking my Prick
According the moods
Of the Necronomicon.

No le traduzco, porque es bien sencillo y bueno; y esto mismo lo siento yo y lo sientes tú, y podía haberlo escrito igual el perro inmortal que se lame su cipote, o el tuyo y mío.

El cacahuete. Volvamos a mi cacahuete, tan precioso dentro de una cajita cuadrada de plástico, que, hoy, no conservo, envuelto en algodón, y que mi cría quiso poner en la trompa del elefante del Circo Mundial, en las pasadas fiestas patronales, pero yo no la dejé, que me inspiró una oda buco vaginal, más tarde.

El cacahuete o maní tiene unos pipos en los que se encierran todas las mitologías y sus controversias. Cuentan que Timothy Leary comía cacahuetes por un tubo, excepto los viernes, que es cuando hacía unas cacas extraordinarias, pues les cagaba enteros mirando hacia el astro solar Perro, que es la estrella Sirio.

Ahora, he aquí la Verdad: Un día, trabajando yo a mi chica, bien vivo y erecto, haciendo sexo al estilo de la poesía erótica etrusca, le abrí su misterio en negro con la lengua, lamiendo de muchas maneras hasta llegar a sus trompas de Falopio, como lo hicieran Zenón de Elías, el emperador Norton, el conde Cagliostro, Guillermo de Aquitania, dejándole ahí, en la trompa, el cacahuete, pues me persuadí de que este era su mejor sitio.

¡Ah¡ De hecho, los hijos e hijas que ella ha tenido con otros, todos han salido con el antojo del cacahuete, dibujado en las espaldas, en unos; en otros, en las ingles. Decir que la mujer, orgullosa de ser un putón serrano, ha tenido siete.

Para terminar, y para vuestro entendimiento de Asnos, deciros la sentencia clave de los "Principios Discordantes", que hay que seguir a rajatabla y grabárosle a fuego lento, que figura en su Libro del Útero, capítulo primero, versículo cinco, que nos llevará a todas partes y a ninguna:

"No te Amoles con Preceptos de Orden…"

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers