Mujer con carrito de la compra

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Hoy me Toca ir al Súper "Dia" de mi calle, Batalla de Villalar, y sé que me voy a encontrar con una vecina de un edifico de al lado, en cuya mirada sorprendí el otro día un pequeño atisbo de que en sus ojos negros una llama se le encendía al verme a mí tan hombrón y tan apretado de pantalón de pana marcando la taleguilla.

Ella no me gusta nada, pero sí una de sus hijas.

Un día que la vi con una de sus hijas, no pude contenerme y le dije: -Qué bella hija tiene usted; aunque usted no está del todo mal. Contentándome ella:- Sí, pero mis hijas ninguna son para regalar.

El germen que subyace, como aquél en los juegos infantiles de jugar a enamorados, me encendía la pasión. Sé que será complicado hacerme con una de sus hijas, pues todas me parecen iguales, antes de que se me extinga el prurito, que está a punto, porque ahora no me llevo más que una manzana a la boca, y un vaso de agua a la hora de beber.

Sobreviviendo en estos pensamientos, veo a esta mujer que se acerca al Súper con su carrito de la compra. Va sencilla y atractiva. Y puesto que a alguna de sus hijas alcanzar, intentaré abordarle a ella, porque, al fin al cabo, su culo tiene un trasfondo erótico, y me parece un hermoso búcaro para guardar los huevos de Pascua y el palo santo.

Ya me acerco a ella como un trovador a palacio, a decirle que venga conmigo, que venga y que no sea descortés, que yo la haré gozar como ningún otro varón, pues la escojo a ella por bonita y por gran mujer; que tengo un anillo de otro para su collar de plata.

Pero ¡ay, Destino. La mala suerte está conmigo, en el Amor como en los juegos, pues cuando iba a decirle estas cosas bonitas, al instante, se le acercó un varón con pintas de camionero de Campofrío o conductor de autocares Rámila, muy ducho en puterío, que así, en el barrio es conocido, diciéndole muy cerca del oído, en alta voz:

- Florinda, el hilo de mi amor será el más rico y fino con que el tú bordarás nuestra pasión urgente, que vengo de Francia para Albacete.

Ella, la muy cafre, por no decir la muy puta, sacó del carrito de la compra un sobrecito de color, sobre el que yo leí "Condón Extra", entregándosele a él, entrando juntos, y de la mano a Día; los dos con las cualidades que les valen a los amantes para ser llevados a las tablas de la polvera matrimonial.

-Qué mala suerte la mía, ¡eh¡ me dije, fijando la mirada en mi órgano, asonantado siempre en é. Pero no importa, seguí, pues esta hembra, que me pareció una rosa, ahora que la veo bien, no es más que una caca de perrazo, como esta que, en este instante, han pisado unos alumnos del Instituto Comuneros de Castilla, que vienen corriendo como almas que persigue el diablo, el profesor trastornado o el cura pedófilo.

-Daniel de Cullá

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers