Tragones, puteros y mordazas

Escrito por Daniel de Culla el . Publicado en Elogio del Rebuzno - Por Daniel de Culla

0
0
0
s2sdefault

Es una pequeña aldea llamada Roscón de San Lesmes. Sus habitantes son chiquitos, tan chiquitos como los que aparecen en los roscones de Reyes como sorpresa.

Esta aldea le sirvió de inspiración a Swift en su famoso cuento Gulliver cuando unos liliputienses que no eran otra cosa que mosquitos esbeltos de colores diversos le picaron el pene agrandándole sobremanera, a modo de lira, cuando cometía adulterio con mujeres metidas en deudas.

Ya sabemos la suerte que corrió el adúltero, y si no leer su historia, que es una joyuela de color local, de esas que tanto gustan contar a las abuela atizando el fuego para que no huela a pis u orín del hijo y su nuera, cuando él le dice a ella: -No bajo, no bajo, que el pipí está a la puerta.

Esta pequeña aldea está gobernada por tragones, puteros y mordazas. Sus casas están pintadas con el mismo almazarrón o almagre con que se trazan las alburas fachas de las casas castellanas, andaluzas o manchegas.

Mordazas impiden el paso a quien, de dentro o de fuera, quiere manifestarse en cueros o cagándose en la madre que les parió.

Bosques espesos crían loberas donde yacen jóvenes y mozas , caballeros y señoras que fueron asesinados por moros, soldados cristianos y matarifes de Pascua Florida; arrojados sus esqueletos contra los quicios y jambas de iglesias estilo Phthirus pubis, anopluras.

Aquí, en esta aldea, hay un jardín del amor, vallado con cruces y mordazas, donde las niñas soñadoras juegan con chicos a novios diciendo: -¿Quieres venirte conmigo hacia los montes de almendros? Los niños preguntando: -¿Y la ropa dónde la dejaríamos? Ellas contestando: -En nuestra mochila metida.

Corriente abajo de los ríos que hacen las vacas cuando mean, iban los niños y niñas. Las mocitas lloraban y gemían. Los mocitos preguntaban: -¿Por qué lloras mi bien, por qué lloras mi vida?

En ese instante, aparecían los tragones y puteros con sus mordazas, como cuando salen a cazar pisoteando el romero, arrancando las rosas del camino, apuntando con sus fusiles en balcones y celosías, con el ansia de cazar a estos mozuelos como pollo sobre gallina.

Cortas y robustas son las hembras, con dos piezas bucales coloreadas sumamente complejas. Los machos tienen un segmento largo terminado en un par de huevos con las características de su ciclo biológico. Ambos a la fuerza emparejados en el apartado de cautivos y presos místico fascista.

-Daniel de Culla

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers