Si eres fea,,, ¡¡¡maquíllate!!!

el . Publicado en Muy interesante

0
0
0
s2sdefault

Historia del Maquillaje desde los años 50

1950 – 1959

Después de pasar el duro periodo de la Segunda Guerra Mundial el look que vuelve es más dulce y suavizado. En 1953 aparece el primer fondo de maquillaje en emulsión fluida llamado “Fluid Make-up”, haciendo que los fondos de maquillaje cubrientes y espesos tipo pan-cake empezaran a tambalearse.

La industria de la moda francesa va adquiriendo mayor importancia y su influencia en el maquillaje cada vez es mas patente. El diseñador Christian Dior impone el “Total Look” con faldas anchas y cinturas muy estrechas que consistía en la conjunción de ropa, accesorios y maquillaje dentro del mismo estilo. Dior se inicia en el mundo del maquillaje y en 1955 lanza 8 barras de labios en armonía con los colores de su colección de alta costura. Era muy importante llevar acorde el maquillaje con la ropa y complementos.

Otras marcas de costura como Chanel y más tarde Rochas irrumpen en el mundo del maquillaje e implantan la costumbre de lanzar dos coloridos de temporada acordes con sus colecciones de moda. Combinaciones como sombra de ojos verde claro con delineador verde musgo y marcara de pestañas cobre, o bien sombra azul plateado con delineador azul oscuro y máscara violeta. La combinación párpados turquesa y labios naranja tuvo mucho éxito. Las cejas se llevaban más claras y anchas como Audrey Hepburn que daban un toque elegante a la par que dramático o bien podían ir un poco más curvadas al estilo Marilyn Monroe o Elisabeth Taylor que daban un aire más sensual.

A parte de la imagen sexy, aniñada y más suavizada por otro lado había quienes querían proyectar una imagen más seria renunciando así al color: desde los cabellos hasta el amplio contorno de ojos, pasando por la ropa, todo era negro. Podían llevar el pelo largo o corto, pero siempre desgreñado, normalmente con flequillo deshilachado.

Dos complementos muy importantes fueron los pañuelos en la cabeza que usaban mucho las mujeres que conducían descapotables y los cinturones anchos. También tuvieron mucho éxito los zapatos tipo bailarinas que resultaban perfectos para bailar rock and roll. Por otro lado se invento el tacón de aguja que popularizaron ídolos de esta época como

Anita Eckberg, Sofía Loren, Evita Perón, Marilyn Monroe, Liz Taylor y Grace Kelly.

* Correcciones claras y oscuras.
* Base de maquillaje igualado al tono de la piel o un tono por debajo (ya no se lleva la mujer pálida).
* Delineación superior terminada en forma abierta ligeramente ascendente y repasada con eyeliner.
* Párpado móvil con sombras claras muy recargadas: azules, verdes, rosas, etc.
* Delineación inferior interna en blanco y externa en castaño hasta la mitad o tres cuartos del ojo.
* Máscara de pestañas muy abundante.
* Cejas anchas y un poco curvadas pero no caídas y bien marcadas.
* Boca grande con tendencia a la forma de la mitad. Esta forma consiste en trazar un arco desde las comisuras hasta la parte central de la boca de modo que los puntos mas elevados estarán situados aproximadamente en la parte de la mitad del labio. El color más característico de la época es el rojo.
* Colorete no muy marcado en tonos marrones.

1960 – 1969

La década de los 60 es la más importante en el siglo XX, para unos una época dorada de nuevas libertades y para otros una década tenebrosa de poca moral, autoridad y disciplina. El caso es que todo lo que supuso y tuvo lugar (moda, música, filosofía, forma de vida….) actualmente sigue teniendo consecuencias sociales, políticas y culturales.

Las corrientes feministas de los años 60 destacan la idea de la emancipación suponiendo un gran cambio en la actitud de las mujeres y en su idea de la belleza. Por primera vez se asocian las ideas de feminismo y feminidad y de ahí surgen dos tendencias: las partidarias de la sofisticación y las que defienden la naturalidad.

El maquillaje se convierte en un distintivo haciéndose notar. Esta seña de identidad llega a su clímax con los maquillajes psicodélicos de las comunidades hippies.

A finales de los 60, Dior y Lancôme lanzan unos brillos de labios consistentes en unas barras grasas, brillantes y menos coloreadas que las existentes hasta el momento.

El prototipo de mujer lo encarna la modelo Twiggy, grandes ojos, delgada, representa la ternura y un estilo transparente. Sombras de ojos de distintos colores, línea oscura en los párpados superior e inferior, varias capas de máscara e incluso pestañas postizas, cejas falsas y pétalos de flores pegados o pintados.

Por otro lado hay otra modelo Jean Shrimpton que aporta una imagen totalmente distinta, en este caso es un tipo de mujer de aspecto depravado, con ojeras que indican varias noches sin dormir y el pelo largo y liso a veces crepado. También triunfan el estilo Jackie Kennedy con el pelo muy ahuecado y sus numerosas pelucas o la voluminosa cabellera de Fara Diva. En contraposición tenemos también el estilo de los hippies, tanto hombres como mujeres con cabellos largos rizados o lisos y aspecto greñoso.

La minifalda fue la gran invención en cuanto a vestuario, los vestidos de corte recto, los estampados de flores, sandalias de pescador, vaqueros, chaquetas bordadas de piel de cordero, cueros indios, chales…

En 1968 Veruschka de Lehndorff, descendiente de la nobleza prusiana y una de las modelos de la época puso de moda el maquillaje corporal haciendo de ello un puro arte.

* Correcciones claras y oscuras bien marcadas.
* Comienzan a estar de moda las pieles con mas color, ligeramente bronceadas.
* Polvos translúcidos.
* Marcamos la delineación superior e inferior en negro terminándolas en forma abierta en la parte exterior y uniéndolas en la parte interna exagerando u poco el triángulo del lagrimal. Repasamos con eyeliner.
* Dibujamos una banana abierta bien marcada alargándola hacia la nariz en la parte interna y curvándola hacia la sien en la parte externa. La reforzamos con sombra. Se llevaban mucho los tríos de sombras en colores vivos de modo que podemos aplicar un azul oscuro encima de la banana, un azul más claro en el párpado móvil y él más claro de todos pudiendo ser incluso blanco en el arco de la ceja.
* Pestañas postizas acompañadas de la máscara abundante.
* Cejas extremadamente finas ya que se pone muy de moda el depilado (parcial o incluso total lo que obligaba a dibujarlas con un lapicero).
* Bocas grandes en color rosa chicle.
* Colorete rosa en pómulos, bien definido.

1970 – 1979

Un gran adelanto fueron los micatitanios, unas minúsculas pepitas de mica recubiertas de una fina capa de dióxido de titanio totalmente inofensivas que permitieron multiplicar los colores y desterrar para siempre las eosinas, colorante utilizado hasta entonces que producía problemas de tolerancia. Nace una nueva marca americana llamada Clinique que ofrece por primera vez una línea sobria en la que el envase pasa a un segundo plano y la idea es tratar problemas específicos de la piel a la vez que embellecer.

En esta década empieza a introducirse la idea de tratamiento en los productos de maquillaje. Aparece la primera crema hidratante y protectora con color llamada “Bienfait du Matin” de Lancôme.
Hay una vuelta al glamour de los años pasados, vuelven las modas de los años veinte y treinta pero con un toque de disco y lentejuelas. Labios con brillos transparentes, purpurinas, texturas extra grasas y colores tropicales.

Las pestañas postizas están en auge y hay una verdadera obsesión por el cutis moreno, tanto en verano como en invierno. Las cremas autobronceadoras y los polvos y tierras de sol se convierten en un éxito de ventas.

A partir de 1973 se vuelve a la estética de la naturaleza con colores neutros, caqui, arena, azul grisáceo, oliva, beige…tonos que combinaban a la perfección entre ellos y facilitaba la forma de vestir.

En 1976 se implanta la estética “punk”, no cree en modas de lujo e implanta los colores sin ton ni son. Aunque no fue una moda de grandes masas dejará como patente en nuestros tiempos la mezcla por el color sin ningún tipo de rigidez.

Más tarde la moda llegaría con ojos muy oscurecidos, labios rojo sangre y cara muy pálida recordando los locos años veinte.

En lo referente al peinado, triunfaban las permanentes ya que conseguían mucho volumen en el pelo, y el estilo Farrah Fawcett (actriz de la serie Los Ángeles de Charlie) cabellera con cortes muy escalonados, puntas hacia fuera, melena revuelta y voluminosa con mechas.

La década de los setenta es conocida como la década del mal gusto, se probaban y mezclaban todo tipo de vestimentas; mini shorts con plataformas, pantalones con pata de elefanta y camisas de poliéster, ropa brillante discotequera con moda punk….Detrás de toda esta mezcla se escondía una gran fuerza creativa y liberadora que ha seguido viva hasta nuestros días. Una pequeña parte de toda la moda de los setenta ha revivido poco antes del final del siglo XX. Algunos ídolos de la década: Liza Minnelli, Olivia Newton-John y John Travolta, Lauren Hutton, los Ángeles de Charlie..

* Correcciones claras y oscuras.
* Pieles con color (la moda del bronceado ya se ha implantado definitivamente).
* Marcamos delineación superior muy ancha y la alargamos en la parte exterior.
* La delineación inferior termina también en forma abierta, dibujando a partir de ella pequeñas líneas escalonadas simulando pestañas. Se repasa todo con eyeliner.
* Dibujamos una banana en negro alargándola hacia la sien y uniéndola con la delineación superior.
* Con sombras en crema reforzamos el ojo aplicando color negro en la banana y blanco en el párpado móvil y arco supraciliar (también se admiten colores vivos como en los “60”).
* Máscara de pestañas muy abundante (incluso pestaña postiza).
* Cejas finas.
* Bocas en colores claros y con mucho brillo remarcando bien el perfilado.
* El colorete en tonos rosados aplicándolo en pómulos, barbilla, frente, sienes, nariz…

1980 – 1989

Todas las marcas de cosmética empiezan a concebir el maquillaje como un conjunto armonioso que no omite ningún detalle y las mujeres han pasado a considerarlo como un elemento indispensable en sus vidas. El concepto de estilo yuppi reflejaba que tanto el maquillaje como el peinado y los complementos los mantenía la propia mujer con su trabajo.

El maquillaje permanente ofrece una solución definitiva para maquillarse cejas, líneas de ojos y labios y pestañas.

En los primeros años se da preferencia a los tonos fuertes aunque la mayoría sólo se atreve a llevarlos por la noche. Durante el día la mujer trabajadora usa tonos más naturales que lucen la belleza de un cutis cuidado y en tono mate. Es muy importante la fusión entre el maquillaje, sombra y coloretes, han de ir muy bien difuminados y sin marcar trazos visibles entre unos y otros. No se notan los cortes entre la cara y el cuello y el tono es más natural, se toma conciencia de que el sol envejece.

En los últimos años de la década se busca los tonos mates y se destierran los brillos. Las cejas se llevan anchas y oscurecidas. Los ojos se maquillan con el khöl difuminado y el eyeliner cae en el olvido.

Hay varias tendencias para el cabello: cortes lisos y asimétricos, cortes con pelo pincho (influencia del punk), cortes con puntas disparadas y realzadas con lacas y gominas y por ultimo el uso de las planchas calientes que alisaban o creaban rizos mínimos. El cabello en los ochenta se lleva cuidado y con volumen; corto a lo chico como la modelo Linda Evangelista o casi al cero como Annie Lennox. Destacan también entre los ídolos de esta época Madona, Cher o Brooke Shields.

En cuanto a la moda se busca sobre todo la comodidad y el estilo personal. Los grandes modistos se pasan al pret a porter.Los vaqueros o jeans se imponen de una manera abrumadora.

* Correcciones claras y oscuras más naturales que en décadas pasadas.
* Pieles bronceadas (adecuado al color de la persona).
* Polvos translúcidos.
* Delineación superior en negro con eyeliner.
* Uve en negro degradada sin exagerarla.
* Se marca la cuenca en el lado del lagrimal pero sin llegar a unirla con la uve y con un pincel la degradamos hacia arriba y hacia la derecha para aproximarla a la uve.
* Delineación inferior interna y externa uniéndola en el lagrimal dejándola abierta en la parte exterior.
* Sombra fucsia en la uve, rosa más claro en párpado móvil y blanco en arco supraciliar.
* Máscara de pestañas.
* Las cejas se llevan más anchas.
* Boca grande en color fucsia.
* Colorete rosa en pómulo.

1990 – 1999

En los primeros años de la década se lleva la estética neohippy, poco preocupada por la belleza física y el atuendo.. El look de las pasarelas de París, Milán o Nueva York son modelos extremadamente delgadas y ojerosas como la top Kate Moss.

Ante el poco cuidado por la estética la industria de la cosmética lanza al mercado productos que prometen un aspecto natural: brillos translúcidos, mascaras transparentes, hidratantes que unifican el color, etc. Los productos que más éxito tienen son los multiuso que sirven para maquillar ojos, labios y pómulos.

A mediados de los noventa vuelve un pequeño revival de los colores de los setenta y durante un par de temporadas las cejas vuelven a llevarse muy depiladas y los párpados en tonalidades pastel irisadas. Se utilizan recursos étnicos en el maquillaje como la henna y el piercing se convierten casi en una forma de cosmética. Las caras se siguen manteniendo en tono natural ya que la conciencia por los efectos nocivos del sol cada vez esta más latente.

En cuanto al cabello seguimos con las largas melenas de los ochenta, sueltas y poco peinadas. Uno de los cortes más imitados es el de la actriz Jennifer Aniston, de la serie televisiva Friends. Corte ahuecado y escalado con algunos mechones que enmarcan el rostro. Vuelve la influencia punk con colores de pelo en tonos extremos y radicales. Algunos ejemplos de cabellos imitados son Julia Roberts, Spice Girls…

* Correcciones claras y oscuras.
* Base en tono lo mas parecido al del color natural de la piel, se puede subir el tono con polvo bronceador.
* Polvos translúcidos.
* Delineación superior e inferior del ojo desde la mitad hacia el exterior y difuminadas.
* Sombras pastel nacaradas en forma de arco.
* Máscara de pestañas.
* Cejas anchas y peinadas.
* Boca brillo transparente.
* Coloretes rosas, anaranjados y tierras muy bien difuminados.

Actualidad

Hoy por hoy, el mundo de la cosmética ha evolucionado hasta el punto de ser un negocio que emplea más de quince mil empleos directos. Generando una industria que en muchos países …Francia e Italia, por ejemplo… son parte importante dentro de su economía.

La industria de la cosmética pinta bastante bien, sigue atenta nuestros datos y lo podrás comprobar:

- Genera 15.079 empleos directos.
– Contribuye con el 2,82 % del empleo y el 4,23 % de la producción industrial, el 4,85 % del valor agregado por la industria y el 3,17 % de los sueldos y salarios.
– Exporta, principalmente, preparaciones de maquillaje, incluidos antisolares y bronceadores (20 %); jabones de tocador (18 %); champú, (13 %); capilares (13 %); perfumes (8 %). Fuente: Dane

La belleza en general, es una ciencia que se reinventa sin cesar. Activos exclusivos, texturas extraordinarias, acordes inéditos de colores. El maquillaje lleva constantemente aún más lejos los límites de la ciencia, de la tecnología y de la creación.Porque todas las mujeres son diferentes. Porque una mujer se siente bien cuando se siente escuchada, comprendida y respetada. Estudios e investigaciones avanzadas que se han llevado a cabo en todo el mundo, han permitido siempre conocer las necesidades de las mujeres. Así cada una puede disponer de un ritual de belleza personalizado para cada etapa de su vida. Ya que no todas tenemos el mismo tipo o color de piel, de ojos, forma de la cara, el maquillaje y todos sus productos se han creado para adaptarse a cada mujer.

PATRICIA SABIO VALLEJO
Fuente: Promaquillaje.com

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers