Historia de la moda - Años 20

el . Publicado en Muy interesante

0
0
0
s2sdefault

La mujer de “los años locos” podría estar representada por una joven deseosa de escapar a las normas tradicionales de la moral burguesa y vivir su vida.

La mujer se destapa, comienza a beber y a fumar en público, practica deporte y, además, se incorpora al mercado laboral lo que significa que comienza a disponer de una cierta independencia económica.

Una mayor libertad sexual trastoca los roles de género.

Estas nuevas actividades crean, al menos en las más avanzadas, la necesidad de vestir ropas más cómodas. Todo ello, junto con algunos adelantos tecnológicos como el automóvil o el cine, que irán cobrando una influencia decisiva, se traslada al mundo de la moda. Cambia, en definitiva, la silueta de la mujer.

Las garçonne* serán un emblema de la época; se trata de una figura estilizada, angulosa, de aspecto andrógino con un peinado característico, esto es: el pelo liso, corto con flequillo recto; lo mete bajo la cloché (sombrero en forma de campana), bien calado hasta los ojos, dejando ver sólo una patilla. Esta garçonne decide renunciar en cierto modo a sus atributos femeninos. Ya no se rellena el pecho, incluso se lo venda para reducir su volumen, y baja la cintura hasta la cadera; cintura que, sin embargo, consigue adelgazar. La invención del tul elástico, que permite fabricar fajas ligeras, da al cuerpo otro matiz andrógino.

Al mismo tiempo, la nueva mujer renuncia a uno de los privilegios de la ociosidad desde hacía milenios: la piel blanca. Practicando deportes y exponiendo el cuerpo a los baños de sol, la mujer luce orgullosa por primera vez una tez bronceada.

El maquillaje continúa tan artificial como el del siglo XVIII. Las cejas se depilan y luego se trazan con lápiz, la boca se dibuja con lápiz de labios, de colores sintéticos, traído de Alemania por los vencedores.

El traje de esta garçonne tiene un matiz de provocación sexual que procura manifestar la paridad de la mujer emancipada con el hombre y, a la vez, un fuerte deseo de seducción.

El nuevo instrumento de la coquetería femenina será la exhibición de las piernas. La falda apenas cubre las rodillas y revela unas piernas cubiertas con medias de color carne.

Su indumentaria básica sigue siendo el traje sastre de corte estricto, con camisa, y a veces con corbata.

Lencería elegante de seda, en color pastel y muy reducida. La camisa, pieza base de la ropa interior femenina, va a desaparecer para ser sustituida por la combinación, que se llevará sobre el pantalón íntimo con cintura elástica que ha dejado de ser abierto. El punto de seda artificial, indesmallable y de mantenimiento fácil, que no necesita plancha, se extiende pronto en la fabricación de ropa.

Fuente del texto:
Historia del vestido y de la moda
ISBN 978-84-88615-19-1
Depósito Legal V-4809-2009
(C) Maria de Perinat, 1997
(C) EDYM, España, 1998-2010

Las imágenes

74 imágenes

Historia de la moda:

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers