Larry Burrows

Escrito por Maldito Insolente el . Publicado en Fotógrafos

0
0
0
s2sdefault

Galería de imágenes del fotógrafo Larry Burrows.

Larry Burrows nació en Londres en 1926. Comenzó su carrera en prensa dentro del departamento artístico del Daily Express y posteriormente en la agencia Keystone, como técnico de laboratorio. A partir de 1942 comienza su colaboración para Life; allí tuvo la oportunidad de revelar fotografías de Robert Capa. En 1945 comenzó a realizar retratos entre los que destacan los realizados a Heminway o Churchill.

En 1961 Life le envia a cubrir los campos de batalla vietnamitas. Siguiendo el criterio “si las fotos no son lo bastante buenas es que no estás lo bastante cerca” que desarrolló Capa, Burrows se convirtió en un fotógrafo valiente que acostumbraba a desafiar a la muerte en cada toma, manteniendo siempre una técnica impecable. Captaba la humanidad de los retratados, soldados y víctimas, más allá de su ideología política, sin cuestionar el sentido de la guerra. Tomaba fotografías de hombres heridos siendo ayudados por sus compañeros, incluso estando heridos ellos mismos. Estas escenas dramatizaban el dilema ético de forma tan viva que lo resolvía de forma eficaz. Introdujo el uso del color entre los reporteros de guerra armado con sus Leicas M3 y sus Nikon F; a lo largo de su vida cubrió los conflictos del Congo, de Oriente Medio y de Vietnam. Murió 10 de febrero de 1971, a la edad de 44 años al estrellarse el helicóptero en el que viajaba durante una operación en Laos que cubría para la revista Life. En este accidente murieron también los fotógrafos Henri Huet, Kent Potter y Shimamoto Keisaburo. Su serie de fotografías más influyente fue “Un vuelo con el Yankee Papal3’’.

Ganó tres veces el Robert Capa Gold Medal Awar del Overseas Press Group y fue nombrado Magazines Photographer of the year en 1967 por la National Press Photographers’ Association.

Las fotografías de Larry Burrows

103 fotos

Todas las fotografías © Larry Burrows

Vietnam fue la primera y única guerra en la que la prensa gozaba de total libertad en el campo de batalla. Durante la segunda guerra mundial el ejército era el encargado de documentar el conflicto y, tras Vietnam, el control de la información se volvió algo tan importante como la misma contienda.

Los grandes cambios que introdujo este conflicto en la historia global de la fotografía se basan en la moral y el color.

En primer lugar, todas las imágenes tomadas en este periodo sólo se veían reguladas por la moralidad de su autor, ya que la censura externa prácticamente no existía. Fueron las primeras imágenes en mostrar el horror real de la guerra, sin vinculaciones políticas o vestigios de propaganda. A partir de este momento la obsesión por controlar los medios ha llevado a la censura de determinadas imágenes según su interés socio-político o moral. En segundo lugar, la guerra de Vietnam fue la primera retratada a color, gracias a la cámara de Larry Burrows. A partir de entonces el color se tornaría un factor indispensable para mostrar los conflictos. Otro de los aspectos señalados fue la confianza que infundieron las fotografías en el público, pues eran tan duras que no podían ser fruto de la planificación.

La guerra de Vietnam fue un punto de inflexión para el fotoperiodismo. Las imágenes anteriores a este conflicto estaban empapadas de política, configuradas como campañas publicitarias del bando al que pertenecían según la moral impuesta. La mayoría de las tomas eran reconstrucciones de los hechos que se vendían como tomas únicas, lo cual afectó seriamente a la sociedad cuando salió a la luz. Las fotografías de la guerra de Vietnam no atendían a ninguna moral más allá de la del propio reportero, cuya máxima aspiración era mostrar lo que realmente estaba pasando en el país.

Muchas de estas fotografías aparecen en los libros de historia, ilustrando un conflicto que resultó ser el mayor fracaso de Estados Unidos y que aún hoy se recuerda para compararlo con la actual política exterior del país. Pese a ser la primera guerra televisada, la mayoría de las imágenes que recordamos forman parte del trabajo fotoperiodístico que cubrió la batalla. Pese a que muchas fueron censuradas unos años por su contenido, finalmente vieron la luz y consiguieron cambiar la mentalidad de una juventud que participaba de forma activa en las manifestaciones en contra de la guerra.

Al hablar de la repercusión del conflicto en la prensa española debemos tener en cuenta la situación política que vivía el país. Franco estaba al mando de una España que acababa de sufrir la crisis del 98, en la que habían perdido tierras, mercados y prestigio. A este hecho debemos sumar la aversión que presentaba el caudillo a los norteamericanos por la pérdida de Cuba y Filipinas.

En 1965 el Presidente Johnson escribió a Franco para pedirle ayuda, a lo que él responde a aconsejando al gobierno no entrar en la Guerra de Vietnam, usando como base de sus teorías la propia experiencia militar en África y en la Guerra Civil. Tras los atentados de Tonkin, que más tarde se descubrirían como falsos dada la falta de documentación sobre el hecho, Estados Unidos comenzó a intervenir de lleno en Vietnam. Franco satisfizo la petición de ayuda enviando un contingente de médicos militares españoles, servicio que quedó bautizado como Misión Sanitaria de Ayuda al Vietnam del Sur.

Dado el apoyo que Franco otorgó a la guerra, la prensa se vio obligada a situarse en el bando americano, ofreciendo información que se ajustara al interés de estos. Debemos tener en cuenta que en España la idea de una prensa libre era imposible, ya que todo se veía sometido a la figura del dictador. Por esta razón, la mayoría de las imágenes que aparecen en los medios españoles nos muestran el lado más amable de una guerra en la que se intentaba salvaguardar el orgullo de las tropas americanas.

Con el fin de analizar las imágenes que se publicaron en la prensa española recurriremos a El Correo de Andalucía y a La Vanguardia. Para poder profundizar en las fotografías utilizadas se han elegido fechas concretas de gran importancia como, por ejemplo, el 22 de octubre de 1967, día en el que las manifestaciones en contra de la guerra llegaron al Pentágono para ser retratadas por Bernie Boston. El Correo de Andalucía elige una imagen protagonizada por la alambrada del edificio, sin dar a conocer el número de manifestantes ni los actos convocados. El día 24 del mismo mes se profundizó en esta situación, dando a entender que Johnson no cedería ante la presión de 55000 jóvenes. En esta ocasión la fotografía muestra la marcha contra Vietnam. Frente al mismo caso La Vanguardia seleccionó varias tomas para mostrar la postura de los habitantes de distintos países frente a la guerra, adjuntado un retrato de Mcnamara observando a los manifestantes. Se combinan tomas alejadas que muestran la magnitud de las marchas con planos cercanos que muestran a los manifestantes.

En 1975 las tropas estadounidenses dejaban un país que había permanecido cerca de veinte años bajo su presencia. El Correo de Andalucía dedica a la marcha de los últimos militares parte de su portada del 30 de abril de 1975, pronosticando la rendición de Saigón que llegaría poco después. Para ilustrar la huida de Saigón y la situación que se vive tras la partida de Estados Unidos se publicaron imágenes de soldados survietnamitas corriendo al explotar un mortero norvietnamita junto con la desesperación que impone en la marcha la ley del más fuerte. La Vanguardia presenta los hechos en su portada del primero de mayo, titulando las cuatro imágenes que comparten la primera página como Vietnam: el fin de la guerra. El primer grabado muestra a la infantería impidiendo a los survietnamitas refugiarse en la Embajada norteamericana en Saigón, mientras los otros tres reflejan el hastío y la tragedia que ha marcado a este pueblo.

El 3 de mayo del mismo año incluye una imagen del que fue presidente de Vietnam del Sur, Nguyen Cao Ky, abandonando el país. Unos meses después, en septiembre de 1975, la ciudad Ho Chi Mingh, antigua Saigón, celebraba el aniversario de los treinta años de libertad de Vietnam del Norte. Las fotografías elegidas tratan de transmitir la vuelta a la calma de un país que no ha olvidado la guerra, pero que trata de superarla.

Cabe destacar que la masacre de May Lai no aparece reflejada en la prensa española. La mayoría de las imágenes de El Correo de Andalucía tienen a los survietnamitas como protagonistas, personas que huyen de la guerra o que descansan del horror.

La mayoría muestran a los norvietnamitas como terroristas, a la par que se retrata al ejército norteamericano como defensor del pueblo atacado. La Vanguardia se decanta por imágenes de mayor tamaño, tratando de ser neutral. Sólo al final de la guerra reconoce que el conflicto fue uno de los mayores errores de la Casa Blanca.

Fuente: Sala Municipal de Exposiciones de San Benito, Valladolid (España)

La Sala Municipal de Exposiciones de San Benito expuso obra de Burrows en la exposición titulada Vietnam. 50 años, que finalizó el 01-11-2011.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

UK betting sites, view full information www.gbetting.co.uk bookamkers